El despliegue del Ejército de Tierra en Bosnia-Herzegovina cumple 25 años

El despliegue del Ejército de Tierra en Bosnia-Herzegovina cumple 25 años

El 4 de noviembre de 1992, tres meses después de que el Gobierno español se decidiera a participar en la misión de Bosnia, 714 hombres y mujeres, la mayoría procedentes del IV Tercio de La Legión, todos ellos voluntarios, y 177 vehículos y remolques pintados de blanco de la Agrupación Táctica “Málaga”, embarcaron en “El Castilla” con destino a Split, donde desembarcaría el día 8 de noviembre.

Durante tres años 45.000 militares de 35 países actuaron bajo el nombre de “Fuerzas de Protección de la ONU” (UNPROFOR).

Desde ese momento, se sucedieron los relevos de las diversas agrupaciones que bajo el mandato de las Naciones Unidas, la Agrupación “Canarias”, “Madrid”, “Córdoba”, “Extremadura”, “Galicia”, y por último la Agrupación “Aragón”, un total de 8330 hombres y mujeres que cada seis meses se relevaban para cumplir su misión, escolta de convoyes, atención sanitaria a personal civil, realización de obras de infraestructuras, así como la promoción y mediación en las negociaciones para lograr la liberación de prisioneros de guerra.

Telemadrid ha estado con algunos soldados de la Bripac (Brigada Paracaidista) que han estado en ese despliegue de nuestras fuerzas armadas en los Balcanes. Un despliegue que ahora cumple 25 años.

Formaron parte de la agrupación Madrid. Uno de los relevos del despliegue en Bosnia-Herzegovina.

Algunos ya habían estado en Iraq. Para otros era su primera misión internacional.

Escolta de convoyes con ayuda, atención sanitaria, reparación de infraestructuras. Una actividad frenética lejos de los seres queridos.

Con medios vetustos y escasos en un inicio, el de los Balcanes ha supuesto un punto de inflexión para las misiones de nuestras fuerzas armadas en el exterior.

Las partes en conflicto supieron ver en nuestros soldados los mediadores perfectos para el intercambio de rehenes o los reencuentros familiares. También fueron reconocidos por otros ejércitos como el norteamericano.

Una buena labor que tiene en el recuerdo siempre a los 24 miembros del despliegue que dieron su vida por llevar esperanza a estas tierras.