La crisis del pepino se traslada a los mercados españoles

Los agricultores dan parte de la cosecha por perdida y no es para menos. Los puestos de frutería han acusado un importante descenso en las ventas.

Los precios también han bajado en la última semana. De hecho, hoy se puede comprar un kilo de pepinos por unos 30 céntimos menos que hace solo unos días.

En los mercados no se vende, pero sin embargo los compradores aseguran que no tienen miedo y que no han modificado sus hábitos de compra.

En una cadena de tiendas alemanas asentada en España se ha suspendido la venta de pepinos, independientemente de la procedencia de la hortaliza. Una crisis, la del pepino, que sacude al sector precisamente en la época de más consumo.