El consumo de pan en España cae un 2,5% en 2017 y el sector de la bollería crece un 8%

El consumo de pan en España cae un 2,5% en 2017 y el sector de la bollería crece un 8%

El consumo de pan en España cayó un 2,5% en 2017 tras cerrar el ejercicio con un volumen de casi 1.484 millones de kilos, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. En concreto, los españoles gastaron en pan el pasado año una media por persona y año de 78,12 euros y un total de 32,54 kilos.

Respecto al consumo del pan, los españoles consumieron un 12% del volumen total fuera de los hogares. Un consumo extra-doméstico que situaría al pan como el segundo producto de mayor relevancia del total de alimentos consumidos fuera del hogar.

Los datos reflejan también que el sector de la bollería y pastelería sigue creciendo, alrededor de un 8% respecto al año anterior.

El presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), Felipe Ruano, ha señalado durante la presentación anual de los datos del sector que la producción de pan, bollería y pastelería congelada de sus asociados en 2017 alcanzó un volumen de 958 millones de kilos, un 3,4% más respecto al año anterior.

En facturación, las ventas de estos productos congelados se elevaron hasta los 1.302 millones de euros. El pan, dentro de esta actividad de los socios de Asemac, supuso el 82% en términos de volumen y el 65% en valor.

El estudio muestra que el pan es un producto que está sufriendo un descenso en sus niveles de consumo general, pero que no ocurre lo mismo con lo que a las masas congeladas se refiere, ya que, desde las empresas de Asemac realizan una fuerte inversión en I+D+i.

Por otro lado, el sector ha lamentado la mala reputación que el pan está teniendo, debido a algunos 'ataques' infundados para lo que se han puesto en marcha varias actividades para fomentar el conocimiento del pan a través de la formación de los consumidores.

El director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Burgaz, ha señalado que la industria alimentaria tiene una "labor pendiente" en el sentido de fortalecer la reputación de sus productos y "poner en valor" la excelencia de sus cualidades y de sus técnicas de producción.