Uno de cada dos conductores sometidos al control de drogas dio positivo

El 56% de los conductores sometidos a un control de drogas en la última campaña especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) --entre el 9 y el 15 de julio-- dio positivo en drogas, según ha informado este martes el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. Durante la presentación del balance de la campaña, en la sede del ministerio del Interior --en la que también ha estado presente la directora de la DGT, María Seguí-- el ministro ha señalado que, en total, los agentes de la Guardia Civil realizaron 101 controles de drogas a los 232.000 conductores que pararon durante la campaña para realizarles pruebas de alcohol y drogas, de los que cerca de la mitad dio resultado positivo en esta última sustancia. Mientras, 2.400 conductores dieron positivo en alcohol.

De ese total de controles realizados, alrededor de 2.400 conductores (entorno al 1%) dio positivo en alcohol. Al resto de conductores, sólo se les practicó un test de drogas en aquellos casos en que los agentes de la Guardia Civil de Tráfico consideraron que presentaban síntomas de que habían consumido alguna sustancia psicoactiva. Es decir, los controles de drogas no fueron aleatorios, sino que se realizaron a los conductores sospechosos de haber consumido.

En total, durante la semana se practicaron 101 controles de drogas, de los cuales dieron positivo el 56 por ciento, lo que demuestra, según ha señalado el ministro, "el magnífico ojo clínico de los guardias civiles de Tráfico". De las drogas detectadas las más comunes fueron la cocaína y el cannabis, seguido en menor proporción por las anfetaminas y metaanfetaminas, según ha explicado la directora de Tráfico, María Seguí.

De los conductores que dieron positivo en drogas, uno de ellos será juzgado por la vía penal por un delito contra la seguridad vial, mientras que el resto deberán abonar una sanción administrativa de 500 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir.

10.000 CONTROLES HASTA FINAL DEL AÑO

La DGT prevé intensificar a partir de ahora este tipo de controles de drogas y realizar "no menos de 10.000 controles de drogas" hasta el final del año con el objetivo es "erradicar de las carreteras a los que están conduciendo bajo los efectos de las drogas", según ha señalado el ministro.

En este sentido, Fernández Díaz ha apuntado que los resultados de la campaña de drogas demuestran que, "sin crear ninguna alarma", porque las cifras no son "alarmantes", hay un porcentaje de conductores que conduce bajo los efectos de la droga, a los que es necesario "poner fuera de la circulación".

Por provincias, aunque la directora de Tráfico no ha querido dar cifras de la campaña, por el pequeño número de controles realizados en algunas zonas, ha señalado que de los alrededor de 2.800 controles de drogas que se han realizado desde principio de año en el marco de un estudio europeo sobre drogas y conducción, el porcentaje de positivos varía de un 30 a un 80 por ciento dependiendo de cada provincia.

CAIDA DE CASI EL 10% DE FALLECIDOS

Por otro lado, Fernández Díaz ha señalado que, en lo que va de año, hasta el 15 de julio, han fallecido en las carreteras 687 personas, lo que representa un descenso de un 9,8 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, superior a la disminución de los desplazamientos, que ha sido de alrededor del 4 por ciento.

Además, ha apuntado que si se descuenta a Cataluña y al País Vasco, comunidades autónomas que tienen las competencias de tráfico transferidas, la disminución es aún menor. En este sentido, ha indicado que en el País Vasco en lo que va de año han fallecido en accidente 23 personas, frente a los 26 del año pasado, mientras que en Cataluña han muerto 121 personas, nueve más que en el mismo periodo de 2011.

LOS CICLISTAS NO PODRÁN CIRCULAR POR LAS ACERAS Y TENDRÁN QUE LLEVAR CASCO

El Gobierno tiene la intención de prohibir la circulación de bicicletas por las aceras y de obligar a los ciclistas a llevar casco, según aseguró este martes el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

El ministro explicó que aunque en el próximo Código de Circulación se va a limitar el uso de bicicletas por las aceras, excepto en aquellos tramos destinados exclusivamente a ellas, la tendencia es acabar prohibiendo la circulación de estos vehículos en dichas áreas.

El borrador del reglamento de circulación manejado por el anterior gobierno socialista planteaba que las bicicletas pudieran circular por aceras de más de tres metros de ancho, a una distancia mínima de un metro de la fachada de los edificios y siempre y cuando la densidad de peatones lo permitiera. Este borrador mantenía en todo caso, la prioridad de los peatones sobre los ciclistas en las aceras.

Asimismo, Fernández Díaz indicó que el Ejecutivo pretende establecer la obligatoriedad de que los ciclistas utilicen el casco por su propia seguridad en todas las vías.