Las catástrofes aéreas del deporte

El mundo del deporte se ha visto sacudido en diversas ocasiones por las catástrofes aéreas. Sin duda el colectivo más afectado ha sido el de los futbolistas, obligados a viajar mucho por sus numerosas competiciones.

En 1948 los integrantes del equipo de béisbol Santiago perdieron la vida cuando su avión se estrelló en República Dominicana. Un año después el avión en el que viajaba la plantilla de Torino FC se estrelló en su ciudad, Turín, cuando volvía a casa. Hubo 31 víctimas mortales, 18 del equipo.

Sin embargo, uno de los más recordados es el del Manchester United, fue en 1958. Ocurrió en Munich, el avión en el que volaba el equipo se estrelló cuando intentaba despegar por tercera vez. Siete futbolistas murieron de forma inmediata y otro después, como consecuencia de las heridas.

Con todo, el que ha causado mayor impacto, es el que sufrieron los integrantes del equipo de rugby uruguayo. Lo hizo famoso la película "Viven". Ocurrió en 1972, en la cordillera de los Andes. Todavía se recuerda a los 16 supervivientes narrarando como tuvieron que comer carne humana y la controversia que se creo con todo ello.

La última catástrofe aérea que se recuerda hasta ahora, era la que sufrió la selección de Zambia en 1993 cuando el avión en el que se dirigían a Senegal cayó al mar. Murieron 30 personas.