Una broma en una restaurante para promocionar la nueva "Carrie"

Una broma es una restaurante para promocionar la nueva "Carrie"

Seguiremos riéndonos de quien se resbala al pisar una piel de banana, y no nos cansaremos de regocijarnos ante quienes sufren la desgastada broma de una cámara oculta.

Todo comienza con unos actores infiltrados, uno derrama el café sobre un ordenador. Y el ataque de ira de la afectada comienza para horror de los, hasta ese momento, absortos clientes.

El café se enfría en las tazas y el respetable se congela. Comienza el circo por gentileza de una irritada señora con habilidades para la telequinesia. Como Carrie White, la protagonista adolescente de la película que en España se estrenará el 5 de diciembre.

En la era de los vídeos virales, algunas clientas no pierdenel tiempo para captar su minuto de gloria. Otros escapan. Y entonces llega el clímax...

La realidad es otra: una pared más falsa que un billete de 6 euros, un especialista con arnés, sillas y mesas por control remoto. Fotos y libros articulados por muelles.