Los atascos provocan hasta 30 kilómetros de retenciones en sentido Madrid

Las autovías de Andalucía y Extremadura presentan a estas horas las mayores dificultades de circulación en el regreso de las vacaciones de Semana Santa, con hasta 30 kilómetros de retenciones, la mayoría en sentido Madrid.

Aunque mañana seguirá siendo festivo en las comunidades de Castilla-la Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra y País Vasco, para el resto de los españoles las vacaciones de Semana Santa finalizan hoy, lo que ha provocado complicaciones en la circulación en las carreteras desde este mediodía.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico, en estos momentos los atascos más importantes siguen produciéndose en la A-4, donde hay 30 kilómetros de retenciones a la altura de Santa Elena, en la provincia de Jaén, en sentido Madrid.

En la misma autovía, pero más próximo a la capital, hay circulación irregular en la localidad de Villarta de San Juan, en Ciudad Real, con cinco kilómetros de retenciones.

También en las inmediaciones de Madrid, la A-42 presenta diez kilómetros de atascos entre las localidades toledanas de Illescas y Yuncos.

La A-5 es otra de las autovías con tráfico intenso, con ocho kilómetros de retenciones en la localidad madrileña de Navalcarnero y cuatro en Valmojado, en la provincia de Toledo, en ambos casos en sentido Madrid.

En la A-6 la circulación es irregular a la altura de Medina del Campo, en Valladolid, mientras que en la A-1 la congestión de tráfico se concentra en la localidad madrileña de El Molar.

Por su parte, en la A-3 sólo hay complicaciones de tráfico a la altura de la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid, con cuatro kilómetros de retenciones en la entrada hacia la capital.

En Cataluña hay tráfico lento en la A-2, en El Bruc, en la provincia de Barcelona, en sentido hacia la ciudad condal, y en la AP-7, a la altura de Vilafranca del Penedés (Barcelona) y Banyeres del Penedés (Tarragona).

Además, en la N-340 la circulación es irregular en las inmediaciones de Roda de Bara y Altafulla, en la provincia de Tarragona.

En Galicia, el tráfico está congestionado en la A-52, a la altura de Porriño (Pontevedra).