El juicio por el asesinato de Diana Quer comenzará el 29 de octubre

José Enrique Abuín Gey, conocido como 'el Chicle'
José Enrique Abuín Gey, conocido como 'el Chicle'

El juicio por la muerte de Diana Quer comenzará el 29 de octubre, y José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle, el único sospechoso, habrá de responder ante el jurado popular de unos hechos que podrían ser constitutivos de los delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal.

El señalamiento ha sido fijado por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, en un auto divulgado por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia en el que se establecen estos tipos delictivos.

"Atada, sometida y aterrorizada"

La resolución fija además cuáles han de ser los hechos justiciables, es decir, aquellos sobre los que ha de versar el juicio oral, y son, en primer término, que el acusado presuntamente hubiese abordado a la víctima, de 18 años, durante la madrugada del 22 de agosto de 2016 cuando ella se dirigía a su casa de veraneo por el Paseo Areal, en A Pobra do Caramiñal (A Coruña).

También que, en esa zona, el Chicle la introdujese "por la fuerza" en el maletero de su vehículo, para acto seguido sujetarla con unas bridas y amordazarla con cinta adhesiva.

De igual manera, merced a las diligencias practicadas, que el único encarcelado por esta muerte violenta supuestamente arrojase el móvil de la chica por la ventana cuando cruzaba con ella en su turismo el puente sobre la ría a la altura del lugar de Taragoña. Y que, tras llegar a una nave industrial abandonada situada en el lugar de Asados, en Rianxo, muy cerca de la casa de los padres de Abuín Gey, pues este hombre, con la adolescente "atada, sometida y aterrorizada", la violase.

Ya con posterioridad, con el objeto de ocultar tales hechos, que la estrangulase y arrojase el cuerpo a un pozo lleno de agua y que, pasados unos días, volviese para lastrarlo con unos bloques a fin de que no emergiese.

El alto tribunal provincial determina igualmente como hecho justiciable que el acusado reconociese "por su propia voluntad" cuando estaba detenido haber matado a Diana Quer, hecho a la postre "indispensable para recuperar el cuerpo".

La Audiencia, después de estas observaciones, destaca en el auto que "en relación con las pruebas relativas a otros hechos distintos del enjuiciado que sean objeto de un proceso penal", no se permitirá la práctica de prueba en el juicio de Diana Quer. De esta forma, solamente se consentirá la aportación de documentación "que constate suficientemente el objeto" de todas las cuestiones mencionadas y "qué supuesta intervención" se le atribuye a Abuín Gey.

Prisión permanente revisable

La Fiscalía pide por el caso Quer prisión permanente revisable para el Chicle, acusado de agredir sexualmente y asesinar a la adolescente, y le reclama una indemnización para sus padres, Juan Carlos y Diana, de 254.000 euros y de 36.000 para su hermana menor, Valeria.

En el escrito de acusación, el fiscal solicita prisión permanente por asesinato, una pena de veinte años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena por el delito de detención ilegal, así como doce años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena por el delito de agresión sexual.

Diana Quer salió el 22 de agosto de 2016 a una fiesta en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), donde veraneaba con su madre y su hermana Valeria, romería de la que nunca regresó.

Su cadáver se encontró en el pozo de una antigua fábrica de gaseosas el 31 de diciembre de 2017.