Los "curas arcoiris" se rebelan contra la iglesia luterana finlandesa

"Curas arcoiris" contra la iglesia luterana finlandesa
"Curas arcoiris" contra la iglesia luterana finlandesa

Casi dos años después de la entrada en vigor de la ley del matrimonio homosexual en Finlandia, un grupo de religiosos popularmente conocidos como los "curas arcoiris" mantiene una pugna contra los sectores más conservadores de la iglesia luterana por su postura en favor de las bodas gais eclesiásticas.

La nueva ley, vigente desde marzo de 2017, obligó a la Iglesia Evangélica Luterana, mayoritaria en el país nórdico, a replantearse su noción de matrimonio y su tradicional rechazo a las bodas entre homosexuales para adaptarse al nuevo marco legal.

Tras un largo debate interno, el sínodo rechazó en mayo pasado modificar su doctrina oficial, según la cual el matrimonio es un sacramento exclusivamente entre un hombre y una mujer, por lo que de momento cerró las puertas a la celebración de bodas religiosas entre personas del mismo sexo.

Impulsar desde abajo la modernización de la Iglesia

Aprovechando ese limbo, un grupo de pastores progresistas se ha organizado para impulsar desde abajo la modernización de la Iglesia y la aceptación de una realidad social que afecta directamente a parte de sus feligreses.

Conocidos como los "curas arcoiris" -en referencia a los colores del movimiento de homosexuales, transexuales y bisexuales (LGTB)-, este colectivo, al que pertenecen ya más de 70 pastores, ha iniciado una "rebelión" contra sus superiores con el objetivo de normalizar la celebración de bodas gais en los templos.

Peter Nynäs, uno de estos "curas arcoiris" y profesor de la universidad Åbo Akademi de Turku, explica a EFE que, más que de una rebelión, se trata de ejercer una desobediencia civil contra sus superiores.

Sostiene que para los feligreses de la comunidad LGTB es importante poder celebrar sus uniones en la Iglesia a la que pertenecen, pese a que la nueva ley les permita casarse por lo civil.