El análisis de más de 32.000 muestras de ADN permite esclarecer 173 homicidios

El análisis de más de 32.000 muestras de ADN permite esclarecer 173 homicidios

La Comisaría General de Policía Científica ha conseguido esclarecer durante el pasado año un total de 253 agresiones sexuales y 173 homicidios, gracias a las más de 32.000 muestras de ADN analizadas por los expertos de los laboratorios.

En total, se han identificado a 2.481 autores de delitos y se han esclarecido 3.224 hechos delictivos en los diferentes laboratorios con los que cuenta la Policía Nacional en toda España, ha comunicado el Ministerio del Interior. Además, durante 2014 la policía efectuó 14.344 reseñas genéticas de sospechosos, detenidos o imputados en delitos graves, o de hechos que afecten a la vida, la libertad, la indemnidad o libertad sexual, la integridad de las personas, el patrimonio o en casos de delincuencia organizada, gracias a la LO 10/2007.

Asimismo, la Policía Científica ha intercambiado con otros países información de perfiles genéticos en cerca de 200 asuntos vinculados a homicidios, agresiones sexuales, narcotráfico, secuestros o delitos contra la propiedad. Y a través de Interpol han dado resultado positivos más de 114 de los 573 requerimientos.

La identificación de autores de hechos delictivos y la información genética ha permitido identificar a víctimas de catástrofes y accidentes, algo clave en situaciones como los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004, el accidente aéreo de Barajas, el accidente ferroviario de Santiago de Compostela o la reciente catástrofe aérea de la compañía Germanwings. También es fundamental la identificación por ADN de restos óseos y personas desaparecidas, lo que da apoyo a una labor humanitaria en la identificación.

Cualquier tipo de muestra biológica es analizable en el laboratorio de ADN. La mayor parte del material genético de los organismos superiores se halla dentro de las células que lo forman, concretamente en el núcleo, aislado del resto de la célula y protegido por la membrana nuclear. Los vestigios biológicos, relacionados con hechos delictivos, que más comúnmente se reciben en los laboratorios son células de descamación, dientes, esperma, pelos, restos óseos, saliva, sangre, uñas y otros tejidos.

La principal función del laboratorio de biología-ADN de la Comisaría General de Policía Científica es el análisis de evidencias biológicas implicadas en hechos delictivos y en identificación de cadáveres, mediante técnicas genético-moleculares.

La Policía Nacional dispone actualmente del laboratorio central, ubicado en la Comisaría General de Policía Científica en Madrid, y cinco laboratorios territoriales de ADN en Barcelona, Sevilla, Valencia, A Coruña y Granada.

EL ANALISIS DE ADN COMENZO EN LOS 90

La Policía Nacional comenzó a analizar el ADN en el laboratorio de Biología de Comisaría General de Policía Científica en los años 90 con técnicas manuales y complejas. A partir de entonces, la demanda de análisis se ha incrementando debido a la utilidad de los estudios genéticos en el esclarecimiento de delitos, hechos graves y contra las personas.

Para ello cuentan con kits comerciales que permiten el análisis de hasta 23 marcadores genéticos al mismo tiempo y la automatización de los laboratorios han hecho posible un flujo de trabajo que abarca el análisis de miles de solicitudes que se reciben cada año. Esto junto al desarrollo paralelo en la legislación que regula la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir de ADN, así como la creación de la Comisión Nacional de Uso Forense de ADN.