El alcalde de Estepa pide a los vecinos no caer en la tentación del ojo por ojo

El alcalde de Estepa (Sevilla), Miguel Fernández Baena (PA), ha pedido hoy a los vecinos que "no se puede caer en la tentación del ojo por ojo, que hay que esperar a que la justicia dirima quiénes son los responsables de los robos", en la localidad y tras los asaltos a viviendas registrados ayer.

En rueda de prensa, convocada tras los actos vandálicos sucedidos ayer en Estepa a raíz de una convocatoria por las redes sociales contra la oleada de robos, el alcalde ha informado de que las fuerzas de seguridad están investigando los robos y ha hecho un llamamiento a los vecinos para que denuncien "porque es el único camino para que la justicia pueda actuar".

Ha defendido "el interés del Ayuntamiento, de la Policía Local y de la Guardia Civil para controlar los robos y detener a los culpables" y ha negado que haya dejadez en el consistorio en materia de seguridad.

El regidor ha explicado que las viviendas asaltadas, "por una minoría de personas", fueron un total de seis, de las que cinco están ocupadas ilegalmente por familias gitanas y sólo una de forma legal, y de las seis, dos son propiedad de la Junta de Andalucía.

Durante la conferencia de prensa ante las puertas del consistorio se han concentrado numerosos vecinos que denunciaban su hartazgo por los robos, que, según contaron a los periodistas se vienen produciendo desde hace más de dos años, robos en viviendas y comercios "de forma impune".