Una agencia turística ofrece viajes a las entrañas de la corrupción checa

Corruptos
Corruptos |Corruptos

Vivir de la corrupción de forma legal: es lo que espera "Corrupt Tour", una agencia de viajes checa que ofrece visitas a los lugares salpicados por las corruptelas y que se presentó esta semana en la feria de turismo de Praga.

La agencia tiene por fin explicar qué, cómo, quién y en qué lugares de la capital checa y de la ciudad de Usti nad Labem se produjeron los casos de corrupción más sonados, ofreciendo a los clientes la clave para entenderlos, en giras de precios muy módicos.

"Reconozco que afea el nombre de nuestro país, pero tiene cosas más que positivas", declaro a Efe Petr Sourek, fundador de la entidad, que no aspira a tener ninguna subvención pública.

Sourek, de 37 años, es traductor, compone obras de teatro, y junto con sus siete colegas de la agencia confiesa que esta nueva ocupación la hace como actividad secundaria.

De la información corporativa se desprende el interés por lograr clientes alemanes, ya que su país es más inmune a la corrupción, y no tanto, por ejemplo, otros vecinos como los austríacos.

"En Austria también funciona el clientelismo de los dos partidos políticos principales, como aquí", afirma Sourek.

Entre los objetos de mercadería de "Corrupt Tour" figuran unos aparatos que hacen ruido para evitar posibles escuchas mientras se negocian los turbios acuerdos.

"Es muy interesante. No luchamos contra la corrupción, sino que nos beneficia. Es mi trabajo", señaló con ironía a Efe Ivanka, una de las guías de la empresa cuyo primer tour tendrá lugar este domingo.

Se trata del "Safari de Praga", un trayecto de 2,5 horas por un precio de 14 euros, que muestra "los nidos de los pájaros praguenses", es decir, dónde viven las personas de las que se habla en relación con los casos de corrupción.

"Es una sorpresa", dice Ivanka, quien al igual que sus compañeros de empresa luce un uniforme paramilitar que recuerda al de los partisanos.

"El objetivo es que los clientes se den cuenta de que la corrupción es patrimonio cultural inmaterial de nuestro país", ironiza la joven checa.

La ruta "Lo más de Praga" muestra los tres inmuebles en los que más se da la corrupción, entre ellos el Ayuntamiento de la capital, donde se hizo tristemente famosa la operación Open Card, un proyecto de tarjeta para múltiples servicios ciudadanos que acabó costando mucho más de lo previsto.

No se queda atrás el túnel Blanka -la palabra "túnel" se ha acuñado en el idioma checo coloquial para referirse al levantamiento de bienes-, y la proyectada ciudad olímpica de Letnany, un proyecto frustrado tras retirar los checos su candidatura.

"Utilizaremos los dispositivos de sonido 'Prague Whispers' para que los clientes oigan bien, que vean los lugares donde se hacen los tratos, y que puedan disfrutar "de estos lugares donde se lleva a cabo la corrupción", indica el material publicitario de la agencia.

Otra de las excursiones es a los grandes hospitales públicos IKEM, Motol y Stresovice, "tres partes de un serial emocionante. Sea 'lechuza' de la agencia Corrupt Tour", añade sobre las millonarias y no siempre justificadas contratas públicas en el sector de la sanidad.

Así como Argentina tiene el tango y Austria sus cafeterías, estos jóvenes aspiran, con gran sentido del humor, a que la UNESCO reconozca este "patrimonio checo", que consiste en el desvío sistemático de dinero, según explican.

El XXI certamen centroeuropeo de turismo "Holiday World" se celebra hasta el próximo domingo en el recinto ferial de Praha-Holesovice.