Tres perros adoptados presentan en la Puerta del Sol su calendario 2014

Perros adoptados
Perros adoptados |Archivo

Tres perros que en su día fueron abandonados han posado con sus respectivos dueños actuales en la Puerta del Sol de Madrid, para presentar el calendario de 2014 del que son protagonistas y del que, han asegurado sus creadores, es el único en el que los 365 días del año son fiesta.

Delfina, Tongo y Amelie, son los tres perros que han presentado "personalmente" el calendario para el próximo año. En él, aparece una foto por cada mes del año que se corresponde con ocho perros y cuatro gatos que fueron adoptados, junto con el rostro sonriente de sus nuevos dueños.

El centro de acogida de animales abandonados El Refugio, tiene por objetivo, desde el año 1996, recoger y proteger a perros y gatos abandonados en la Comunidad de de Madrid y ofrecerles la oportunidad de ser adoptados.

Para ello, su presidente, Nacho Paunero, realiza eventualmente campañas con el objetivo de concienciar a la gente de los beneficios que conlleva vivir con un animal doméstico abandonado.

Paunero ha explicado que lo que le impulsó a realizar este calendario es "que todas las personas que convivimos con perros o gatos sabemos que cada día que pasan a nuestro lado es una fiesta y por eso este homenaje. Sus dueños decidieron adptarlos en su día cuando más lo necesitaban. Por eso son 365 días de fiesta".

AUMENTAN LAS ADOPCIONES DE LOS PERROS ABANDONADOS

Los ocho euros que cuesta el calendario que, tras su presentación en la Puerta del Sol, puede ser adquirido por internet o en el propio centro de acogida que se encuentra en la sierra norte de Madrid, "irán a sufragar los gastos de alimentación de los animales", ha asegurado Paunero.

A pesar de la crisis económica, el presidente de El Refugio manifestó que las adopciones de estos animales aumentan y han alcanzado la cifra de, alrededor, 500 en los últimos años. En la actualidad, el centro mantiene 250 perros.

El precio de uno de estos animales de El Refugio es de 90 euros. Para Paunero "es un precio simbólico porque se entrega con todas las vacunas, identificado y esterilizado, gastos que son mucho mayores para cualquier dueño de un animal".

"En nuestro centro se encuentran en mejores condiciones que en un criadero o que en una tienda, donde no se gastan dinero en esas condiciones sanitarias y, además no los conocen. Nosotros conocemos a cada uno de ellos", ha concluido.