Un acusado de la violación grupal dice que la joven consintió, pero no de palabra

Un acusado de la violación grupal dice que la joven consintió, pero no de palabra

José Ángel Prenda ha sido el primero en declarar. Durante dos horas ha contestado a las preguntas sobre la presunta violación. Ha dicho que la joven consintió en mantener relaciones, pero también ha admitido que ese consentimiento no fue de palabra.

Por su parte el guardia civil procesado por la violación en grupo de la mujer ha ratificado hoy que sustrajo el móvil de la joven madrileña tras los hechos y que esto fue "un fallo".

Cinco jóvenes andaluces están imputados en esta causa, en la el Ministerio Fiscal aprecia un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y un tercero por robo con intimidación. La de este miércoles se trata de una jornada clave en la vista oral del juicio por la supuesta violación grupal a una joven madrileña en los Sanfermines de 2016 al ser el turno de los interrogatorios a los cinco acusados.

La declaración del último acusado en el juicio ha finalizado esta tarde poco antes de las ocho, con lo que se ha concluido la octava sesión de la vista oral en la que han declarado los cinco acusados. "Han afirmado que las relaciones fueron consentidas y que no hacía falta decir nada", ha asegurado Carlos Bacaicoa, abogado de la joven denunciante, en declaraciones a los periodistas al finalizar la jornada.

Uno de los acusados sí ha reconocido que sustrajo el móvil de la joven denunciante y ha dicho que lo hizo por "un ataque de avaricia", afirmando que fue "un fallo", según la acusación particular. Posteriormente, el acusado tiró el móvil a un contenedor tras ser identificados por la Policía Foral en la plaza de toros, pensando que les podrían acusar de robo, siempre según ha explicado la acusación.

Carlos Bacaicoa ha explicado que en términos generales han expuesto la misma versión que han venido señalando en la fase de instrucción y ha afirmado que antes de llegar a este momento de la vista oral los acusados sí habían incurrido en "contradicciones".

Otro de los acusados que grabó un vídeo de los hechos y posteriormente lo borró ha asegurado que tiene por costumbre grabar vídeos y luego borrarlos. "El dice que lo borró inmediatamente, pero supongo que lo borraría cuando a lo mejor los identificaron o los iban a detener", ha explicado Miguel Angel Morán, otro de los abogados de la joven denunciante.

En la sesión de la mañana, los tres acusados se han declarado inocentes del delito de agresión sexual. Para este jueves, última sesión de la semana, están llamados a declarar tres policías municipales, profesionales de ginecología y toxicología y una detective privado que ha realizado el informe sobre las redes sociales de la joven.

"MIENTEN COMO BELLACOS", ASEGURA EL DEFENSOR DE LA DENUNCIANTE

El abogado de la víctima de la supuesta violación grupal de los Sanfermines, Carlos Bacaicoa, ha afirmado tras escuchar la declaración en el juicio de tres de los acusados que "mienten como bellacos" y ha asegurado que "lo que ellos cuentan no tiene nada que ver con lo que se ve en los vídeos".

"Ellos han dicho que ella estaba de acuerdo, ni siquiera estamos hablando de un error de prohibición, de que hubiera mandado señales equívocas de que quería o no quería. Ellos han dicho que estaba de acuerdo", ha indicado.

De hecho, en un momento de la declaración, los acusados han asegurado, según este abogado, que la joven denunciante manifestó en la noche en que ocurrieron los hechos que "ella podía con dos y con cinco". "Eso dicen ellos. Pero es una mentira de las más burdas que han dicho. Hay una cosa clarísima por la cual se ve que no dijo esa frase, porque ella siempre habló de cuatro agresores. De haber dicho algo así, hubiera sido 'yo puedo con dos o con cuatro", ha manifestado el letrado.

Carlos Bacaicoa ha señalado que los acusados no han podido demostrar que la joven estaba de acuerdo y ha afirmado que "la versión que ellos cuentan no cuadra, queda absolutamente desdicha por los vídeos y por los audios. No puedo decir nada más".

"Mienten como bellacos", ha asegurado. "Una cosa es que en un procedimiento penal tienen derecho a mentir, porque tienen reconocido ese derecho, y otra cosa es que te pillen en la mentira. Si te pillan en la mentira te tienen que condenar. El 2 de septiembre metieron la pata en la indagatoria y no lo van a poder levantar. Si te pillan mintiendo te caes con todo el equipo, en principio", ha indicado.

UNA CONCENTRACIÓN ANTE EL PALACIO DE JUSTICIA OBLIGA A PARAR LA DECLARACIÓN DE LOS ACUSADOS

Los gritos y lemas lanzados por medio millar de personas este mediodía ante el Palacio de Justicia de Pamplona. Los concentrados, convocados por las asociaciones feministas "Lunes Lilas" y "Andrea", portaban una pancarta con la frase "¡No es no!, ¡Justicia!" en castellano y euskera y carteles con lemas como "Juicio a los imputados, no a las víctimas" y "La violencia sexual es violencia machista".

Las componentes del colectivo "Lunes Lilas" Eloisa Urritikoetxea, Lorea Irisarri y Nekane Merino han leído un comunicado en el que han criticado que el tribunal aceptara como prueba documental el informe de los detectives, que exista "un sistema judicial machista que cuestiona la versión de la víctima" y juzgue "su vida posterior a un proceso traumático como es una violación".

En el manifiesto se señala que "este juicio es un ejemplo claro de lo que significa la cultura de la violación" y que en la vista "está en juego la respuesta que el Estado y el poder judicial, en concreto, vayan a dar a una agresión especialmente brutal". Las portavoces de los convocantes han recordado el proceso judicial del asesinato de la joven Nagore Laffage a manos del navarro José Diego Yllanes en los Sanfermines de 2008.