Vestidos de alquiler o segunda mano para eventos

Mayo es un mes tradicional de bodas bautizos y comuniones. Unos eventos que, cuando se multiplican y tenemos que acudir a varios seguidos, suponen un gasto importante.

El traje de los contrayentes de una boda es el capítulo de gasto más importante. En el caso de la novia, el vestido representa entre 800 y 2.400 euros, a los que hay que sumar zapatos, complementos, maquillaje, peinado y ramo, que incrementan el presupuesto de esta partida hasta llegar a casi 2.400 euros de media.

En los hombres, el gasto oscila entre los 500 y los 1.000 euros, pero si opta por un traje de firma el presupuesto incluso puede alcanzar los 1.200 euros. No obstante, existe siempre la opción de alquilar el chaqué, con chaleco y corbata, por unos 200 euros.

Vestidos de alquiler o segunda mano para eventos son una alternativa para gastar menos en las celebraciones.