Vecinos hacen guardia para evitar el cierre de camas en el Hospital Bellvitge

Un grupo de vecinos de L'Hospitalet hace guardia en el Hospital de Bellvitge de la ciudad para evitar el cierre de camas previsto para este verano, y se suman así a los trece pacientes que se niegan a abandonar sus camas, que están pendientes de cierre.

Los vecinos se han organizado para que durante las doce horas centrales del día haya presencia ciudadana para evitar que la dirección del centro lleve a cabo trasladados de enfermos de planta con la finalidad de cerrar las unidades, han informado fuentes de este colectivo.

Antonio Moreno, uno de los vecinos que esta mañana hace guardia en la tercera planta, de Cirugía Cardiaca, donde hay cinco pacientes "atrincherados", ha explicado que hay que hacer lo que esté en sus manos para "evitar el desmantelamiento de la sanidad pública, que es lo que pretenden, aunque los responsables lo nieguen".

Moreno ha explicado que están permanentemente en el hospital entre las 9 de la mañana y las 9 de la noche para dar apoyo a los enfermos que no quieren ser trasladados de planta y denunciar posibles coacciones.

Los vecinos de L'Hospitalet, que ya protagonizaron hace dos años un encierro de un año en el CAP de La Marina de Bellvitge para evitar su cierre, llevan tres años recogiendo firmas para denunciar lo que ellos consideran que es la privatización de la sanidad pública.

Por otro lado, según fuentes sindicales, un total de 29 pacientes esperan esta mañana a que quede disponible una cama para poder ingresar en el centro sanitario. Tres de los pacientes esperan cama desde el pasado domingo 20 de julio y el resto ingresó en urgencias ayer. Los trece pacientes "atrincherados" en sus camas y que se niegan a ser trasladados de planta mantienen su postura y aseguran que continuarán así hasta recibir el alta médica.

Fuentes de la dirección del centro han asegurado que "en todo momento" se garantiza la atención médica a estos pacientes, han negado coacciones para que acepten el traslado de habitación que se les ofrece y han asegurado que el cierre de camas es provisional, sólo durante el verano.