Utilizar el móvil cuando estamos de vacaciones puede salirnos muy caro

Utilizar el móvil cuando estamos de vacaciones puede salirnos muy caro