UGT exige medidas para evitar la escalada de agresiones a los vigilantes en la pandemia

Un trabajador de Renfe en los andenes de la estación de Sans, en Barcelona
Un trabajador de Renfe en los andenes de la estación de Sans, en Barcelona |EFE

El sindicato UGT ha exigido al Gobierno que garantice las medidas de protección necesarias para los vigilantes de seguridad ante "la escalada de agresiones" sufridas por este colectivo desde el inicio de la pandemia, la última este sábado en Barcelona.

La policía catalana continúa este domingo la búsqueda del hombre que en la tarde del sábado hirió con una arma blanca a dos trabajadores de la estación de Sants de Barcelona: un vigilante y un auxiliar de control de acceso del AVE.

UGT vuelve a instar al Gobierno, y tras este caso en concreto a la operadora ADIF, "a instaurar medidas suficientes de autoprotección de obligado cumplimiento para las empresas en el desarrollo de este tipo de servicios".

"La obligación de portar mascarillas por parte de la ciudadanía y el cumplimento de las distancias unido a la labor de la seguridad privada de hacer cumplir dichas medidas de seguridad en general ha aumentado las agresiones que ya venía sufriendo el personal de seguridad, y que desde el inicio de la pandemia se han visto incrementadas en número a lo largo del territorio nacional", explica el sindicato.

Esta situación se agrava en las instalaciones y medios de transporte como Metro, Renfe o Adif, motivo por el UGT incide en que "deben ser abordados con la suficiente celeridad tanto por las empresas como por los propios clientes", las primeras dotando a los vigilantes de todas las medidas de autoprotección y los segundos acatando las normas.

UGT insta al Gobierno central a abordar "sin más dilación" el Reglamento de Seguridad Privada.

"Lo ocurrido en Sants se une a constantes agresiones que en su conjunto reafirman la falta de compromiso por parte de las instituciones, empresas y propios clientes con el personal de seguridad privada y su actividad diaria", asegura el sindicato.