Tráfico estudia medidas para "reciclar" a los conductores con más años de carné

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha confirmado hoy que su departamento estudia medidas para reciclar y actualizar los conocimientos de los conductores con más años de carné, aunque no ha concretado "dónde, cómo y sobre qué" en espera de que se tome una decisión definitiva. Así lo ha manifestado Seguí a los periodistas durante la presentación de una campaña de control de drogas y alcohol al volante, donde no ha querido concretar si esas medidas pasarían por un examen a los conductores cada cinco años.

La "única idea" que ha expuesto y en la que se ratifica, ha añadido Seguí, es en la necesidad de que los conductores se formen de manera continua, por lo que Tráfico está "evaluando en qué forma, momentos y circunstancias" debe hacerse.

Ha reconocido que el momento de renovación del permiso es el idóneo para esa actualización, pero no el único. "Estamos evaluando qué cosas podemos hacer en ese momento para que el que renueve el permiso se dé cuenta de que puede necesitar actualizar algunos conceptos", ha subrayado.

Ante las reiteradas preguntas de los periodistas, la máxima responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT) ha eludido la palabra examen, pero ha dejado claro que no se apea de la idea de "continuar formando" a los conductores.

"Somos conscientes -ha explicado- de que el problema en estos momentos en el país acerca de la movilidad y seguridad vial lo es en personas que hace tiempo que conducen. No es un problema de gente joven".

Y es a esos conductores con más tiempo al volante a quien Tráfico quiere ayudar a actualizarse. "Dónde, cómo y sobre qué es lo que estamos estudiando", ha dicho Seguí antes de manifestar la necesidad de que por fin se tome en serio este asunto porque aunque todos los conductores "hablamos como si fuéramos expertos, en realidad hay materias sobre las que avanzar y mejorar".

La DGT, ha resaltado, está "empecinada en trasmitir esa formación de manera eficiente y rigurosa y lo más económica posible para toda la sociedad", desde la constatación de que el fallecido tipo en un accidente en España es un varón de 46 años, que sufre el siniestro entre las ocho de la mañana y las ocho de la tarde (en horario laboral) y de lunes a viernes.

Por tanto, hace al menos 20 años que conduce y a lo mejor, ha continuado la responsable de la DGT, en su momento no había tanta formación en seguridad vial, así como infraestructuras y automóviles como los actuales.

El conductor que "no se esfuerza en actualizarse se queda obsoleto por definición y eso puede tener un impacto directo en la siniestralidad", ha concluido Seguí.

20.000 CONTROLES AL DIA DE ALCOHOL Y DROGAS

Tráfico (DGT) ha puesto en marcha hoy un año más una campaña para evitar el consumo de alcohol y drogas al volante y realizará hasta el domingo 20.000 controles diarios a los conductores, en coincidencia con una semana de celebración de cenas navideñas entre amigos y compañeros de trabajo.

María Seguí, directora general de Tráfico, ha presenciado los primeros controles de la Guardia Civil en Madrid, en la vía de servicio de la A-2, en los que casi todos los conductores han dado negativo en el control, aunque alguno, como el que manejaba una furgoneta de reparto, ha dado positivo pero sin alcanzar el límite máximo.

A los conductores les ha parecido bien esta campaña preventiva, pero se han mostrado más divididos a la hora de opinar sobre la decisión de la Dirección General de Tráfico (DGT), todavía no aprobada, de duplicar las multas por consumo de alcohol y drogas para que pasen de 500 a 1.000 euros.

Para algunos, se trata de una medida "recaudatoria", mientras que otros la han aplaudido porque redundará en una mayor seguridad vial.

De todos modos, y aunque el número de positivos ha descendido en el último decenio, todavía hay 100.000 conductores que cada año dan positivo al alcohol. En el caso de las drogas, las cifras son más alarmantes y, así, en los controles aleatorios realizados el 16 por ciento dio positivo, en tanto que en los selectivos el porcentaje es del 76 por ciento.

Una copa de vino en las mujeres y dos en los hombres ya es suficiente para dar positivo y no estar en condiciones de gestionar bien un vehículo, ha subrayado Seguí, quien ha hecho un llamamiento a los conductores para unas fiestas y celebraciones seguras al volante.

La realización de estos controles preventivos -solamente la DGT realizó 6 millones de pruebas de alcoholemia el año pasado- junto con la concienciación de la mayoría de los conductores han llevado a que el porcentaje de positivos en controles preventivos de alcoholemia haya descendido del 5 por ciento en 2001 al 1,7 por ciento en 2012.

Aún así, más de 100.000 conductores al año dan positivo en estos controles, ha recordado Seguí, quien ha dicho que para ese "reducto" de personas todavía no concienciadas hay que tomar medidas como el incremento de las multas.

Según la memoria anual del Instituto Nacional de Toxicología, el 47 por ciento de los conductores fallecidos y analizados (615) por dicho organismo tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos.