Tráfico inicia controles de motoristas, colectivo con 100 muertos desde enero

Tráfico inicia controles de motoristas, colectivo con 100 muertos desde enero
Tráfico inicia controles de motoristas, colectivo con 100 muertos desde enero

La Dirección General de Tráfico (DGT) inicia este lunes y hasta el próximo domingo una campaña de vigilancia a los motoristas, colectivo especialmente vulnerable en las carreteras, ya que desde enero han perdido la vida sobre las dos ruedas un centenar de personas.

Durante toda la semana, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil vigilará la conducción de los motoristas, con atención a los adelantamientos antirreglamentarios, la velocidad o el uso del casco de los cinco millones de conductores de ciclomotores y motocicletas.

A pesar de que desde 2007 la siniestralidad de motoristas se ha reducido un 43 por ciento y de que el año pasado murieron 40 personas menos que en 2009 sobre las dos ruedas, Tráfico advierte del aumento de motoristas muertos desde comienzos de año y hasta el 15 de junio, periodo en el que han fallecido cien motoristas, dieciocho más que en las mismas fechas del pasado año.

Por ello, la DGT considera "todavía más necesaria" la puesta en marcha de la campaña de control a los motoristas en las carreteras que contará también con la emisión en las principales emisoras de radio de cuñas informativas sobre la conducción responsable o la promoción de cursos de conducción segura de motocicletas.

En este sentido, la DGT recuerda que el riesgo de muerte en un accidente de motocicleta es 17 veces mayor que en uno de coche y que no llevar casco multiplica por tres el riesgo de sufrir una lesión cerebral, mientras que la probabilidad de salir ileso del siniestro aumenta en un 20 por ciento.

Según datos de Tráfico, dos de cada tres accidentes de moto se producen en ciudad, aunque los más graves tienen lugar en las carreteras, donde se registran 3 de cada 4 víctimas mortales.

Más de la mitad de los motoristas que perdieron la vida en zonas urbanas iban en motos de una cilindrada igual o superior a los 500 centímetros cúbicos (cc), mientras que el 16 por ciento conducía una moto de hasta 125 cc.

En carretera, el peso de la siniestralidad de las motos con alta cilindrada es aún mayor que en ciudad: un 74 por ciento de los fallecidos conducía motos de 500 cc o más.

La salida de vía está detrás de uno de cada tres accidentes en carretera con implicación de motocicletas frente al tipo de accidente que se produce en ciudad, donde las colisiones frontolaterales representan el 29 por ciento de los siniestros y los choques por alcance el 18 por ciento.

Además, cuatro de cada diez siniestros en carretera se producen en fin de semana, mientras que en la ciudad este porcentaje se reduce al 16 por ciento.

Según un estudio realizado por Cidaut, Insia y Applus Idiada para la DGT, el 60 por ciento de los accidentes mortales se produjeron por una caída o salida de vía, sin otro vehículo implicado, y el 87 por ciento se registró en una vía en buen estado de conservación.

Los accidentes en moto supusieron en 2003 el 10 por ciento del total de siniestros con víctimas, un porcentaje que alcanzó el 20 por ciento en 2009.