Tráfico apuesta por limitar la velocidad a 90 km/h en las carreteras secundarias

Tráfico apuesta por limitar la velocidad a 90 km/h en las carreteras secundarias
Tráfico apuesta por limitar la velocidad a 90 km/h en las carreteras secundarias

Un total de 259 personas murieron en las carreteras en julio y agosto, un 15% más que en 2017 Agosto de 2018, con 132 muertos, se convierte en el peor agosto desde 2012, al igual que julio, con 127 víctimas mortales. Son datos ofrecidos este martes el director general de Tráfico, Pere Navarro, que ha dado cuenta del balance oficial, todavía provisional, de la DGT de este verano.

Agosto, con 132 muertos, el peor mes en las carreteras desde 2012

El año pasado, la siniestralidad vial del periodo estival descendió con respecto a la de 2016, con un 12% menos de fallecidos y un 11,2% menos en accidentes mortales registrados. De este modo, las cifras vuelven a la senda de ascenso, tras los incrementos registrados en el verano de 2015 y 2016.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, para parar este ascenso, ha apostado por reducir la velocidad en convencionales y aumentar el número de radares.

Según los datos presentados, el 76% de los fallecidos se dieron en las carreteras convencionales, lo que supone un "problema" según Navarro, que ha dicho que es en este tipo de vías donde se han de "centrar los esfuerzos" y ha instado a reducir el límite de velocidad en ellas.

En este sentido, ha puesto a Francia como ejemplo a la hora de reducir la siniestralidad vial. Según ha expuesto, en el país galo se redujo la velocidad en este tipo de vías a los 80 kilómetros por hora.

Según ha recordado, España es de los pocos países de Europa (junto a Rumanía, Polonia, Irlanda, Alemania y Austria) donde el límite de velocidad se encuentra en los 100 kilómetros por hora en carreteras convencionales. Aunque ha apuntado que la reducción de la velocidad "está en agenda", no ha adelantado ninguna fecha. "En ello estamos", ha añadido.

MAS RADARES

Navarro se ha referido a Francia no solo como ejemplo en el tema de la velocidad, sino también en radares. Tal y como ha expuesto, en Francia hay 4.000 radares que controlan este factor, mientras que en Reino Unido hay 7.200. Por el contrario, España cuenta con 900 de estos aparatos.

"También nos indica hacia donde hemos de concentrar los esfuerzos", ha dicho al respecto, pues considera que en el tema de la velocidad los radares "juegan un papel muy importante". "Miremos el comparativo de radares por habitante y veremos que hay que incrementar las radares si queremos avanzar en seguridad vial", ha dicho.

En tercer lugar, ha dicho que se están considerando otros temas relacionados con el "diseño" de las vías, como es el caso de idear carreteras con tres carriles, donde dos estén a un lado y el otro en el otro lado "de tal manera que se elimine el riesgo de choque frontal", bien mediante una línea pintada de separación entre ambas con un enrejado o bien reduciendo la anchura de la vía. "A través del diseño hay también un camino a recorrer", ha manifestado.

Por otro lado, Navarro ha anunciado que unos 250 guardias civiles se incorporarán en el mes de septiembre a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) para vigilar las carreteras españolas y realizar más controles de alcoholemia y drogas.