Farolas, palos selfi, Olivettis y andamios: a subasta los enseres de Madrid

Más de 7.000 objetos del Almacén de la Villa del Ayuntamiento de Madrid salen este miércoles a subasta de forma online, y con un objetivo sostenible. Entre los objetos se pueden encontrar; cinco farolas antiguas del callejero de Madrid, una caja fuerte, máquinas de escribir Olympia y Olivetti, andamios, mobiliario de bar o carretillas elevadoras.

A golpe de click y hasta el 21 de noviembre, los pujantes podrán adquirir desde un lote de siete candelabros hasta una caña de pescar, pasando por una caja de sellos, una Biblia o dos escritorios con puerta de persiana. La puja la lleva a cabo la compañía Surus a través de su portal de subastas online, Escrapalia, mientras que los beneficios irán directamente a las arcas del Ayuntamiento, repercutiendo así "de manera directa en el contribuyente".

"La subasta es abierta y puede participar cualquier particular"

"La subasta es abierta y puede participar cualquier particular, autónomo o empresa que esté interesado. Solo tienen que registrarse como usuarios en escrapalia.com y ya pueden empezar a pujar. Mediante este modelo, se han democratizado las subastas, ya que permite que cualquier ciudadano pueda pujar", explica a EFE la encargada de la comunicación corporativa, Patricia Vela.

Los lotes tienen un precio de salida de 1 euro hasta 150 euros como máximo, por lo que "son los ciudadanos los que con sus pujas hacen subir los lotes hasta sus precios de mercado", añade. En total, la colección de bienes que sale a subasta está compuesta por más de 7.000 unidades de mobiliario clásico, mobiliario de bares y cafeterías, básculas, muñecas antiguas, máquinas de coser, palos selfi, navegadores GPS, somieres o maquinaria de carga.

Jornada de puertas abiertas

Además, Escrapalia celebrará una jornada de puertas abiertas el próximo martes 19 de noviembre para aquellos interesados en ver los objetos en persona, quienes, en todo caso, tendrán que contactar previamente una cita con el personal de la compañía para participar en la subasta.

Se podrán observar de cerca farolas que solían iluminar las calles de Madrid, tres sillas castellanas, 120 cuadros "diversos" o 170 cajas de libros que conviven en el Almacén de la Villa con otros lotes enigmáticos como "residuos valorizables" y con maletines comprobadores de voltaje y de casquillos. Surus comenzó a colaborar con el Consistorio en 2016 y, desde entonces, han organizado dos subastas de enseres del Almacén de la Villa y sendas pujas de objetos perdidos del Ayuntamiento.

En esas citas se vendieron al mejor postor unos bargueños antiguos, unos vinilos de 'The Beatles', trillos antiguos, escritorios secreter...: "Se han llegado a pagar 1.200 euros por un lote de vinilos", rememora Vela, y vaticina, dada la "gran acogida" de las anteriores ediciones, un "éxito de participación y resultados" para esta nueva subasta.

"Hay un éxito de participación y resultados"

Y todo ello, con un objetivo sostenible: "Gestionar los bienes en desuso mediante este modelo es dar una segunda vida a estos objetos evitando así, por un lado que vayan al vertedero y por otro lado que se produzcan y compren otros nuevos beneficiando así al medio ambiente", resume.

Economía circular

"El Ayuntamiento -recuerda Vela-, igual que otros tantos organismos públicos, es firmante de la 'Declaración de Sevilla: el compromiso de las ciudades por la economía circular', mediante la cual se compromete a llevar a la práctica el compromiso y la necesidad de implantar la Economía Circular en los gobiernos locales, por ello la tendencia es a realizar proyectos en esta línea sostenible".

En el Almacén de la Villa se depositan muebles y enseres que, "como consecuencia de lanzamientos por desahucios o con motivo de derribos forzosos, hundimientos, incendios o cualquier otra causa, ocupasen la vía pública, contraviniendo las ordenanzas municipales", explica el Consistorio en su página web. Añade que el almacén también alberga muebles y enseres a instancia de algún órgano municipal como consecuencia de un procedimiento de ejecución subsidiaria por ocupación no autorizada de la vía pública