El Secretario de los obispos dice que la Iglesia no puede sustituir al Estado en la atención a los más pobres

Con la crisis se han disparado las peticiones de ayuda a Cáritas. Consciente de esta situación, la Conferencia Episcopal ha hecho entrega de 5 millones de euros para atender a los más necesitados. Ha sido en la sede de Cáritas. Juan Antonio Mártinez Camino ha dado un cheque simbólico al presidente de la ONG católica, Rafael del Río.

En los últimos cuatro años, la Iglesia ha incrementado la colaboración con Cáritas. Si en 2008 fueron 1,9 millones de euros, en 2009 concedió 2,9 millones. En 2010 la ayuda ya llegó hasta los 4 millones y en 2011 uno más, en total 5 millones de euros que se destinarán básicamente a los servicios de acogida, empleo, vivienda y cooperación.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, ha señalado que la Iglesia está haciendo una labor subsidiaria, de suplencia de las administraciones ante la pobreza. "La Iglesia no quiere, ni puede sustuituir al Estado", ha añadido el portavoz de los obispos.

En el acto también ha intervenido el director de Cáritas diocesana de Pamplona-Tudela. Ángel Iriarte se ha referido al aumento de peticiones por la crisis. Solicitudes que ha dicho se han doblado en los últimos años. Además ha recordado que ha cambiado el perfil de los que acuden a Cártias. Ahora llegan más personas que se han quedado en paro y no tienen recursos para alimentos o la vivienda. Angel Iriarte también ha denunciado la dejación de las administraciones públicas ante la probreza.