Sanidad y las Comunidades unifican las pautas de vacunación infantiles

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades han acordado en el Consejo Interterriorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) unificar la dosificación y la edad de administración de cuatro vacunas infantiles que, hasta ahora, se utilizaban de forma desigual en muchas autonomías.

El acuerdo, que tendrá un periodo de implantación de un año, establece que la vacuna de la hepatitis B se administre en todas las comunidades a los cero, dos y seis meses, y que la vacunación frente al meningococo C (MenC) se administre a los dos y cuatro meses.

Asimismo, han acordado que la cuarta dosis de refuerzo de la vacuna contra la tos ferina contra difteria, tétanos, polio y haemophilus (DTPa-VPI-Hib) se administre a los 18 meses.

La primera dosis de la triple vírica (SRP), que incluye sarampión, rubeola y paperas, deberá administrarse a los 12 meses y, la segunda, en la franja de edad de tres a cuatro años.

El acuerdo también establece que la quinta dosis de refuerzo de la dopa se dé a los seis años y, la sexta de la vacuna contra el tétanos y la difteria, a los 14 años.

TARJETAS SANITARIAS INTEROPERABLES

También han acordado trabajar para que las tarjetas sanitarias sean interoperables en toda España, asignando un número a cada paciente que le permitirá, en el futuro, ser identificado por todos los sistemas sanitarios del país y más adelante, que desde todas las autonomías se pueda acceder a su historial médico o pueda utilizar en las farmacias la denominada receta electrónica". Este código único y vitalicio servirá también para integrar a España en el sistema de tarjetas sanitarias europeo. "Antes de final de año esperamos contar con la plataforma tecnológica que garantice esta operabilidad", avanza. Calcula que 4 millones de cuidados al año podrían beneficiarse de esta tarjeta interoperable, que se incorporará de forma paulatina al sistema.

Según la ministra, "no será una única tarjeta sanitaria pero sí compatible", ha explicado, ya que "habrá un número para cada ciudadano" con el que "podrán ir a cualquier parte de España y se tendrá acceso a su historial clínico y, con el tiempo, a las recetas electrónicas que tiene".

"Como las tarjetas se tienen que renovar, conforme los pacientes vayan acudiendo a ello, irán recibiendo estas nuevas tarjetas", dice Mato, eludiendo precisar, por el momento, si los ciudadanos tendrán que pagar o no por esta nueva tarjeta. "Lo importante no es que los ciudadanos tengan que pagar o no por ella, sino el valor de la propia tarjeta y todo lo que ella ofrece", apunta.

"Se trata de hacer útiles las nuevas tecnologías, también en la sanidad, y hacer la vida más fácil al paciente, para que toda la tecnología se ponga a disposición del paciente y no sea éste el que tenga que ir buscando los distintos sistemas para que le atiendan en algún sitio", ha asegurado.

13 NUEVAS UNIDADES DE REFERENCIA DE ENFFERMEDADES RARAS PARA 3 HOSPITALES MADRILEÑOS

En pararlelo el Pleno del Consejo Interterritorial, órgano en el que están representados el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades autónomas, aprobaron trece nuevas unidades de referencia nacional para el tratamiento de enfermedades complejas de tres hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, segun ha informado el Gobierno regional.

Con estas 13 unidades ya son 47 los centros de referencia con los que cuenta la Comunidad de Madrid para el tratamiento de patologías complejas lo que convierte a Madrid en la región con más unidades de referencias junto con Cataluña de un total de 166 unidades de referencia. Las nuevas unidades estarán ubicadas en el Ramón y Cajal, La Paz y en el Clínico San Carlos.

Son nueve los hospitales públicos de la región que tienen unidades de referencia (La Paz, Clínico San Carlos, Getafe, Ramón y Cajal, 12 de Octubre, Puerta de Hierro, Gregorio Marañón, Niño Jesús y La Princesa).

El Hospital Universitario de La Paz ha sido designado centro de referencia para la asistencia integral del neonato con cardiopatía congénita y del niño con cardiopatía congénita compleja, y para la asistencia integral del adulto con cardiopatía congénita. También ha sido designado este centro como referencia para la cirugía del plexo braquial, epilepsia refractaria, trasplante cardiaco infantil y trasplante de progenitores hematopoyéticos alogénico infantil.

Asimismo, el Pleno del Consejo Interterritorial ha designado al Hospital Universitario Clínico San Carlos como centro de referencia para la cirugía reparadora del ventrículo izquierdo, para la cirugía reparadora compleja de válvula mitral y para el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Por último, el Hospital Ramón y Cajal es también centro de referencia para la esclerosis múltiple, para la cirugía de los trastornos del movimiento, la ortopedia infantil, descompresión orbitaria en oftalmopatía tiroidea.

Hasta hoy la sanidad pública madrileña contaba con 34 unidades de referencia para el tratamiento de enfermedades complejas en nueve hospitales públicos de la Comunidad de Madrid (La Paz, Getafe, Clínico San Carlos, Ramón y Cajal, 12 de Octubre, Puerta de Hierro, Gregorio Marañón, Niño Jesús y La Princesa).

La designación de una unidad de referencia nacional implica el reconocimiento de esa unidad como la mejor de toda España para tratar una determinada dolencia y, por ello, su ámbito de cobertura abarca no sólo a los pacientes de la comunidad autónoma en la que esté ubicada sino a pacientes de todo el conjunto del Sistema Nacional de Salud.