Sancionados 2.454 conductores en una semana por consumo de alcohol y drogas

Controles de alcohol de la DGT
Controles de alcohol de la DGT

Un total de 2.454 conductores han sido denunciados por la Guardia Civil en una semana por ponerse al volante tras haber consumido alcohol o drogas, ha informado hoy la Dirección General de Tráfico (DGT).

De ellos, 448 dieron positivos a drogas y 2.006 a alcohol, en un total de 197.492 pruebas realizadas dentro de la campaña que la DGT puso en marcha entre el 15 y el 21 de diciembre para intentar "poner fuera de la red viaria a aquellos conductores que habían bebido o consumido droga".

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado en ese periodo 1.874 pruebas de detección de drogas a conductores que presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente.

Una vez sometidos estos 1.874 conductores al test salival, 448 resultaron positivas, es decir, el 24 por ciento del total, y a todos ellos se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa. Además, seis de ellos fueron puestos a disposición judicial.

Como es habitual, entre las drogas más consumidas están el cannabis (325 casos) y la cocaína (140 casos).

Tráfico recuerda que las pruebas salivares para la detección de drogas se están incrementando progresivamente con la idea de que se generalicen como las que se hacen para la detección del alcohol.

Este incremento de los controles se produce tras constatar, como señala el último informe DRUID 13, que el 12 por ciento de los conductores elegidos al azar dieron positivo en alcohol y drogas por encima de los límites legales.

Mientras, en la campaña se han realizado 195.618 pruebas de control de alcoholemia y 2.006 conductores dieron positivo. De ellos, 1.775 fueron detectados en controles preventivos, 90 tras haber cometido una infracción, otros 119 por estar implicados en un accidente y 22 más por presentar síntomas evidentes de ingesta de alcohol.

A 1.652 se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 354 restantes se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Además, contra 15 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

Pese a que la campaña ha finalizado, Tráfico señala que los agentes de la Guardia Civil continuarán realizando controles de alcohol y drogas a los conductores a cualquier hora del día y en cualquier carretera.