Los nuevos Reyes ofrecerán una multitudinaria recepción en el Palacio Real

Los nuevos reyes ofrecerán el próximo jueves una multitudinaria recepción en el Palacio Real a representantes de los distintos sectores de la sociedad española tras la proclamación de Felipe VI en el Congreso, en una ceremonia que combinará solemnidad y austeridad. El Gobierno y la Casa del Rey ultiman los preparativos de los actos organizados con motivo de la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de su hijo, de los que hoy se han conocido detalles como que don Felipe y doña Letizia saludarán uno a uno a los más de 2.000 invitados previstos en el Palacio Real, tras un recorrido de unos 45 minutos por las calles de Madrid desde el Congreso.

En esta recepción, similar en su formato a la de la Fiesta Nacional que se celebra todos los años el 12 de octubre, no habrá brindis ni discursos, entre otros motivos porque sería imposible que las palabras del orador fueran oídas por todos los invitados -representativos de una "muestra amplia" de toda la sociedad española-, repartidos por diferentes salones.

Antes de la recepción, los nuevos Reyes y sus hijas saludarán desde el balcón principal del palacio a los ciudadanos presentes en la Plaza de Oriente, un espacio público con capacidad para albergar hasta 40.000 personas.

RECORRIDO EN VEHICULO CUBIERTO

Al Palacio Real está previsto que don Felipe y doña Letizia lleguen tras un recorrido por algunas de las principales vías del centro de la ciudad en uno de los dos Rolls Royce de Patrimonio Nacional, un trayecto en el que les acompañarán en un segundo vehículo sus dos hijas: la ya princesa de Asturias, Leonor, y la infanta Sofía.

Aunque este extremo aún no está cerrado, fuentes oficiales han indicado que, a día de hoy, "la decisión está más cercana a que ese recorrido se haga en coche cubierto que descubierto por motivos de seguridad".

Previamente, en el Congreso de los Diputados, el presidente de la Cámara baja, Jesús Posada, pronunciará unas breves palabras antes de la intervención del nuevo rey, que fuentes de la Casa Real definen como "un gran discurso" y que seguirán desde la tribuna su madre, la Reina Sofía, su hermana doña Elena y sus tías paternas, Pilar y Margarita.

También habrá familiares de la nueva reina, Letizia, entre los invitados a esta ceremonia de proclamación, a la que no asistirán jefes de Estado extranjeros o miembros de otras Casas Reales, ya que Zarzuela ha optado por un formato de ámbito nacional, más parecido al del relevo en el trono de Bélgica que al de Holanda, sin olvidar las limitaciones de espacio y de tiempo.

LA SANCIÓN DE LA ABDICACIÓN EN EL SALÓN DE COLÚMNAS DEL PALACIO REAL

Del mismo modo que Felipe VI no tomará la palabra ante sus invitados en la recepción del jueves, tampoco habrá un discurso de don Juan Carlos en el acto de sanción y promulgación de la ley orgánica de abdicación que acogerá la víspera el Salón de Columnas del Palacio Real, aunque un portavoz de la Zarzuela ha precisado que sí dirigirá algún "gesto" hacia su hijo.

Más de 160 invitados asistirán a esta ceremonia, que será un acto "corto pero solemne" y en el que un miembro del Ejecutivo dará lectura a la ley orgánica -que debe aprobar mañana el pleno del Senado- antes de que la sancione don Juan Carlos y la refrende el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Al acto de sanción de la ley de abdicación, el miércoles en el Palacio Real, asistirán la Reina Sofía, los Príncipes de Asturias y sus hijas, la infanta Elena y las hermanas del Rey, infantas Pilar y Margarita.

Entre los invitados, figurarán representantes de los poderes del Estado y del cuerpo diplomático, los expresidentes del Gobierno, todos los presidentes autonómicos, los máximos responsables de patronal y sindicatos, los ponentes de la Constitución Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez Llorca y Miquel Roca y los españoles condecorados con el Collar del Toisón de Oro.

Casi un millar de periodistas de 24 países y 140 medios se han acreditado hasta ahora para informar de la proclamación de Felipe VI, un acontecimiento ante el que el presidente del Gobierno regional madrileño, Ignacio González, ha animado a engalanar casas, tiendas y coches, mientras que la alcaldesa, Ana Botella, ha pedido a los ciudadanos que coloquen en sus balcones banderas nacionales.

Además, para atender la demanda gráfica de los medios de comunicación, la Casa del Rey ha difundido hoy dos fotografías desconocidas hasta ahora de don Felipe con sus hijas, que fueron tomadas por Cristina García Rodero como parte de su reportaje de hace dos años en la Zarzuela, con ocasión del 40 cumpleaños de doña Letizia.