El Rey se interesa por la operación antidroga y el estado de los agentes heridos

50 años cumple la Brigada Central de Estupefacientes. Una unidad de élite de la Policia Nacional que se ha convertido, según sus responsables, en un referente internacional en la lucha contra el narcotrafico.

Un aniversario, al que el Rey se ha querido sumar. Ha estado acompañado por el ministro Zoido y otras autoridades.

El Rey ha visitado hoy las instalaciones de la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional, donde ha sido informado sobre la importante operación antidroga que se desarrolla en tres Comunidades y se ha interesado por la evolución de los agentes heridos.

Felipe VI ha presidido en el Complejo Policial de Canillas un acto conmemorativo del 50 aniversario de esta brigada y ha conocido los recursos materiales que emplea la unidad, así como sus principales actuaciones contra el narcotráfico, a través de una exposición que estaba prevista en la explanada exterior, pero fue trasladada al interior por la nevada que cae sobre Madrid.

ELOGIO A LOS AGENTES

El Monarca ha conocido el desarrollo del dispositivo que ha permitido detener al narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, durante su visita al Complejo de Canillas, donde el comisario general de la Policía Judicial, Eloy Quirós, ha elogiado el trabajo de los agentes participantes en la que ha definido como "muy importante operación" contra "uno de los grupos criminales más fuertes y peligrosos".

"Esta operación es una de las más importantes que hemos llevado a cabo", ha recalcado Quirós desde la tribuna del auditorio, tras dedicar unas palabras a los agentes participantes en el dispositivo e informar y precisar que el agente herido de bala al practicar una detención en un municipio madrileño "evoluciona favorablemente".

El responsable de la Policía Judicial ha destacado asimismo los "innumerables éxitos" logrados durante décadas por la brigada, un grupo "altamente especializado" que constituye "un ejemplo para las agencias internacionales dedicadas a esta labor" y entre cuyos miembros no ha habido nunca "un solo caso de corrupción".

Ha tomado también la palabra el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien ha valorado la "entrega, compromiso y profesionalidad" de los 120 integrantes de la brigada y sus antecesores, que han convertido a esta unidad en "una garantía de seguridad para todos" y han consolidado a España como "un auténtico muro de contención contra la actividad criminal más lucrativa".

Tras subrayar que para los españoles es "un privilegio y un orgullo" contar con una unidad de élite como esta, "pionera en la investigación y persecución del tráfico ilegal de estupefacientes", Zoido ha recordado que la brigada batió en 2017 un récord histórico de aprehensiones de droga, con 447 toneladas, un 30,7 por ciento más que el año anterior.

Durante el acto conmemorativo, el Rey ha presidido una entrega de diplomas al actual jefe de la brigada, Antonio Martínez Duarte, y a sus antecesores Ricardo Toro, Francisco Javier Migueláñez, Miguel Ángel Barrado, Francisco Álvarez Saavedra y Florentino Gómez Mesa, por sus éxitos al frente de importantes operaciones contra el narcotráfico. Además, el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, el fiscal de sala jefe de la Fiscalía Especial Antidroga, José Ramón Noreña, y el presidente de la Fundación Gallega Contra o Narcotráfico (FGCN), Manuel Antonio Couceiro, han recogido distinciones que premiaban la colaboración con la lucha contra el tráfico ilícito de estupefacientes.

A continuación, don Felipe ha recorrido las salas de la exposición conmemorativa, en la que ha recibido información sobre algunas de las principales operaciones y ha podido contemplar tanto laboratorios para la fabricación de sustancias, armas incautadas y ejemplos de ocultación de cocaína y heroína como embarcaciones empleadas en abordajes y materiales utilizados para detectar droga.

Mientras el Rey presidía el acto conmemorativo de la creación de la brigada, ante el Complejo de Canillas se concentraban, bajo la nieve, una decena de representantes de sindicatos policiales que reclamaban al Ministerio del Interior equiparación salarial, uno de ellos disfrazado de Piolín, en alusión al barco donde se alojaron agentes desplazados a Barcelona por la crisis catalana.

50 AÑOS DE LUCHA CONTRA LA DROGA

50 años de lucha contra el tráfico de droga y los principales cárteles del narco ofrecen muchas imágenes. Desde la primera detencion en un barco cargado de cocaina en alta mar del gran capo gallego Sito Miñanco, que hoy ha vuelto a caer, al asalto de verdaderos fortines en Madrid donde se atrincheraban clanes millonarios como el de los gordos o los Fernández. La Udyco se ha convertido en la punta de lanza de la lucha contra la droga

El Rey se ha intersado por algunos de los instrumentos incautados a estas mafias que muestran la evolución tecnológica de los traficantes y ha agradecdo la labor a los agentes de la Brigada contra el crimen organizado, una unidad de elite, referencia para policias de todo el mundo.

Reconocimiento también para las organizaciones de lucha contra la droga de Galicia, quienes más han trabajado por erradicar esta lacra social. La desarticulación de las principales redes de importación de droga empleadas por los cárteles en Galicia o el Estrecho hace que en nuestro pais se requise el 40 por ciento de la cocaina destinada a Europa, y el 70% del hachis marroqui.