Regresan las procesionarias

Estamos casi en primavera, y con ella llegan la temida procesionaria.

Su contacto puede ser mortal en el caso de los animales y muy peligroso también para los niños.

A pesar de los esfuerzos por acabar con estas orugas están por todas partes.