El Puyehue continúa arrojando cenizas

El Puyehue continúa arrojando cenizas

Un vuelo de reconocimiento de las Fuerzas Armadas de Chile vigila la actividad del volcán Puyehue. A bordo fotógrafos y vulcanológos del ejército comprueban que sigue escupiendo cenizas aunque la lava es menos consistente que en días anteriores. Aún así no se descarta una erupción explosiva.

Sólo aviones autorizados pueden sobrevolar la zona. La situación para la aviación comercial es delicada. Decenas de personas hacen cola en el aeropuerto de Temuco. Su vuelo ha sido suspendido. El aeropuerto permanece cerrado igual que el de Valdivia. La pricipal línea aérea del país podría cancelar más vuelos dependiendo de la dirección que tome la nube volcánica, que de momento también ha llevado a cancelar vuelos entre Australia y Nueva Zelanda. La semana pasada fueron suspendidos por el mismo motivo unos 700 vuelos en Australia y Nueva Zelanda.

En tierra, en el área que rodea al volcán 540 personas han podido volver a sus hogares que abandonaron cuatro de junio. En la Patagonia Argentina a 35 kilómetros del volcán las ciudades turísticas del departamento de Los Lagos están desiertas.

Solo se ve a la población local limpiando las toneladas de cenizas que en algunas zonas alcanzan los treinta centimetros e intentando sacar algun beneficio del desastre por ejemplo haciendo ladrillos. Varios municipios de la Patagonia Argentina han formado cooperativas para convertir las cenizas en ladrillos.

El complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, entró en erupción el 4 de junio creando una nube de ceniza que ha alterado las operaciones aéreas en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, así como Australia y Nueva Zelanda.

Mientras las escuelas permenacen cerradas y las actividades publicas suspendidas