Proponen 'peajes inteligentes' en Madrid y Barcelona para atajar los atascos

Los madrileños rechazan los 'peajes inteligentes' para entrar a Madrid

La articulación de 'peajes inteligentes' en las vías de acceso a las grandes ciudades españolas como Madrid y Barcelona recortaría la contaminación y los atascos, dos de los actuales retos que actualmente afrontan las grandes urbes.

Así lo considera la patronal de grandes constructoras y concesionarias Seopan, que calcula que el pago de estos peajes por parte de los usuarios permitiría reducir la congestión en hasta un 50% en 'hora punta', lo que supone ahorrarse 150 horas anuales en atascos. Además, estima que contribuiría a reducir en hasta un 15% las emisiones de CO2.

La Comunidad propone nuevos carriles bus-vao

Una idea a la que el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha mostrado ya su rechazo y aboga por que Fomento retome el proyecto piloto de desarrollar nuevos carriles bus-vao en algunas autovías.

Así lo ha dicho el vicepresidente madrileño, Pedro Rollán, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, preguntado por la propuesta de la patronal de las grandes constructoras y concesionarias. Una iniciativa "algo sorprendente", según Rollán, que cree que tiene su origen en el hecho de que el Ayuntamiento de Madrid ha creado un "atasco infinito, sin precedentes" en la capital, hasta el punto de que la patronal ha llegado a poner sobre la mesa esta "solución imaginativa" que el Ejecutivo regional no comparte.

Terminar con los peajes

"Este Gobierno ha estado trabajando para terminar con los peajes", ha recordado el vicepresidente, que ha insistido en que "algo muy grave está ocurriendo" con el tráfico en la capital "para que tenga que venir la patronal y plantee que se tengan que implementar carriles de peaje".

Rollán, en todo caso, ha recordado que el Gobierno regional y el anterior Gobierno de Mariano Rajoy trabajaron durante meses en la puesta en marcha de un proyecto piloto "que la DGT vio con buenos ojos" para crear carriles específicos para autobuses y vehículos de alta ocupación (los conocidos como bus-vao) inicialmente en la A2, en el tramo del corredor del Henares hasta la capital.

Idea que, de funcionar, podría trasladarse a autovías de toda España, ha seguido diciendo, antes de explicar que la inversión para llevarla a cabo no sería un problema "porque existía un compromiso por parte del Consorcio Regional de Transportes de Madrid de subvencionar y pagar mayoritariamente las actuaciones necesarias, principalmente en los pórticos de señalización y en el balizamiento horizontal".

Boicoteo de Fomento

Pero el "compromiso" del actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos, es "boicotear las iniciativas y proyectos que benefician a los madrileños", como este bus-vao o la inversión en Cercanías, que ha dejado en 1.000 millones de euros de los 5.000 comprometidos por el Gobierno de Rajoy.

"No sabemos dónde han ido a parar los otros 4.000 millones, si han ido para contentar a los independentistas y separatistas", se ha quejado, antes de confiar en que Fomento "dé un giro de 180 grados" y "deje de maltratar a los madrileños en algo tan importante como son los desplazamientos".

Se cobraría en algunos carriles de acceso

Con todo la patronal constructora lanza su propuesta coincidiendo con el debate abierto en estas grandes ciudades para recortar el tráfico y la contaminación.

Los 'peajes inteligentes' consisten en articular un cobro de peaje solo en alguno de los carriles de las vías de acceso, de forma que los conductores decidan circular por ellos o no en función de la fluidez del tráfico.

Además, tienen una tasa de peaje flexible, de forma que el peaje es más caro cuando hay más trafico. Se trata del sistema que la compañía española Ferrovial ha implantado y opera en varias autopistas de acceso a ciudades de Texas (Estados Unidos), como Dallas.