La historiadora británica Mary Beard, Premio Princesa Asturias de Ciencias Sociales

La historiadora británica Mary Beard, catedrática de Clásicas en el Newhham College de la Universidad de Cambridge y responsable de varias series para la BBC sobre el mundo clásico, ha obtenido el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2016.

Beard, autora de libros como 'Pompeya, historia y leyenda de una ciudad' y de un blog denominado 'A don's life', que se publica además en el semanario literario de The Times, fue considerada en 2014 por la revista Prospect Magazine como una de los pensadoras más influyentes del mundo y fue candidata también la pasada semana al Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

El galardón, que el pasado año recayó en la economista francesa Esther Duflo, y al que este año optaban treinta y siete candidaturas, está dotado con la reproducción de una escultura de Joan Miró, 50.000 euros en metálico, un diploma y una insignia.

EL JURADO DESTACA LA CAPACIDAD DE BEARD PARA ACERCAR EL MUNDO CLÁSICO AL GRAN PÚBLICO

El jurado del premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2016, que este miércoles ha recaído en la especialista inglesa en estudios clásicos Winifred Mary Beard, ha destacado la capacidad de la galardonado para acercar al gran público las sociedades de la Roma y la Grecia antiguas.

El acta concretamente ha valorado "la capacidad de la galardonada para integrar el legado del mundo clásico en nuestra experiencia del presente". "Se destaca así la herencia de la tradición clásica y se reconoce a las Humanidades como fuente inspiradora de la reflexión social y política contemporánea.

La obra de Mary Beard demuestra un extraordinario talento para convertir un saber especializado en conocimiento accesible y relevante para el gran público", recoge el fallo.

De entre los miembros del jurado, se mostraba especialmente contento el exrector de la Universidad Complutense Rafael Puyol Antolín, que ha definido a la premiada como "una gran especialista en el mundo de las humanidades", cuya obra "permitirá que las humanidades alcancen una mayor difusión". "Tiene la virtud de llegar al gran público con sus libros, sus artículos y sus conferencias", ha recalcado.

La profesora Marta Elvira Rojo ha considerado "un privilegio tener a otra mujer" entre los premiados, y ha destacado de Beard que "ha profundizado en el tema clásico y lo ha hecho extensible a muchas personas a través de los medios de comunicación actuales". Ha señalado también "su identificación del sentido del humor para contribuir al diálogo social".

El historiador e hispanista francés Joseph Pérez ha celebrado que se "reanude la tradición que se había perdido de galardonar a una especialista del mundo clásico". Beard, en su opinión, es un ejemplo de que "uno puede ser perfectamente conocedor de las raíces grecolatinas y eso no impide vivir en el mundo actual".

Precisamente, "los problemas que se plantean en la humanidad son limitados, casi siempre los mismos, y los griegos y los romanos los trataron de una forma sencilla", por lo que considera que el mundo actual "debe aprovechar esa lección".

Así, ha ejemplificado con la noción clásica de la república, "la res publica", que "se opone a las privatizaciones porque no todo es privado", o con la obra de Sófocles 'Antígona' que "nos enseña que por encima de la ley escrita está algo no escrito pero que se impone".

El filósofo y politólogo Sami Naïr considera que Beard ha realizado "un trabajo muy positivo, tomando el legado de la cultura clásica, transformándolo y vinculándolo con nuestro presente". "Ha intentado hacer un trabajo científico y pedagógico riguroso y provechoso para la sociedad y la opinión público", ha señalado.

No obstante, ha recordado también que "hasta el último momento" ha habido debate en las deliberaciones "porque había cuatro candidatos muy importantes, pero ella se impuso en el último momento".

MARY BEARD SE SIENTE "MUY HONRADA"

La especialista inglesa en estudios clásicos Winifred Mary Beard, galardonada con el Premio Princesa de Ciencias Sociales 2016, ha declarado sentirse "muy honrada -y siento a la vez mucha humildad- al recibir este prestigioso premio".

En palabras remitidas a la Fundación Princesa de Asturias, la historiadora ha explicado que casi no puede "creer que esté en tan ilustre compañía mirando hacia atrás, a los anteriores galardonados". "Tengo muchas ganas de acudir a la ceremonia de entrega de los premios y de encontrarme con mis amigos y colegas españoles. De hecho, `casi no puedo esperar!", ha admitido.