Perimetrado el incendio de Almorox, que ha afectado a unas 1.300 hectáreas

El incendio que se declaró en la tarde de este martes en la localidad toledana de Almorox podría afectar a unas 1.300 hectáreas y su origen pudo deberse al chispazo de una máquina que trabaja en la limpieza de las cunetas de las carreteras, según las primeras estimaciones.

El incendio de Almorox (Toledo) originado en la tarde del martes y que ha afectado a unas 1.300 hectáreas continúa sin control, pero ya está perimetrado en su totalidad y sobre el terreno trabajan ahora un centenar de medios terrestres y aéreos con 412 personas.

El subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, José Julián Gregorio, ha informado de que en las últimas horas se ha terminado de perimetrar el frente norte del incendio, próximo a la Comunidad de Madrid, el último que quedaba por acotar y el que más preocupación generaba por el empuje del viento en esa dirección.

Gregorio ha señalado que -a media tarde- el fuego está "bastante controlado", ya que sólo quedan focos internos sin controlar, y ha confiado en que no se produzcan cambios de viento que vuelvan a avivar las llamas.

El fuego se ha extendido por un perímetro de 1.300 hectáreas, según ha detallado la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, si bien aún no se ha determinado cuánta de la superficie se ha quemado.

La consejera ha detallado que el incendio ha afectado fundamentalmente a pastos y que el principal riesgo fue la cercanía de algunas urbanizaciones durante la noche de ayer, que obligó a desalojar a decenas de vecinos.

Cinco miembros de un retén resultaron intoxicados por inhalación de humo la pasada noche, pero, tras ser dados de alta, volvieron a su puesto a luchar contra el fuego, ha contado a Efe el subdelegado del Gobierno.

El concejal de Seguridad de Almorox, Luis Manuel del Prado, ha señalado a Efe que los alrededor de setenta vecinos desalojados de las urbanizaciones 'El Pinar' y 'Romillo' han recibido el permiso para volver a sus viviendas, una vez que se ha abierto al tráfico a las 16.00 horas la N-403 (carretera Toledo-Ávila), cortada desde la tarde de ayer.

Sin embargo, aún están cerradas las carreteras comarcales Almorox-Cenicientos, Paredes-Cenicientos y Almorox-Paredes.

PRODUCTO DE UN CHISPAZO

Los expertos también trabajan en la investigación de las causas del incendio, si bien la consejera castellanomanchega ha apuntado como principal hipótesis un chispazo de una de las máquinas que trabajaban en la limpieza de cunetas de las carreteras.

Aunque aún es pronto para determinar los daños, fuentes municipales han señalado a Efe que tienen constancia de que el fuego ha afectado a la zona del camino Fuente de la Recotrona, donde se ubican diversas fincas aisladas.

En la zona hay naves afectadas con ganado y otras utilizadas para guardar herramientas o para realizar otros trabajos, además de cabañas, casas de campo y chalets.

La Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha ha decretado la vuelta al nivel 1 de alerta en el incendio de Almorox, que se originó en la tarde de ayer, por lo que los miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se han retirado del lugar del suceso.

En total, en estos momentos trabajan 420 personas con 23 medios de extinción aéreos, 74 medios terrestres y otros dos dedicados a las tareas de dirección y coordinación.