París se convierte en la capital del automóvil

París esta a punto de celebrar su salon del automovil. Las marcas ultiman sus escaparates para impresionar e intentar demostrar que el sector sale de su gran crisis.

Ochenta son las novedades que se van a dar de conocer allí. Las estrellas serán, por supuesto, los coches deportivos. Se esperan más de un millón de visitas.

El fabricante sueco de automóviles Volvo Car Group presentará mañana, 4 de octubre, el nuevo XC90 al público general en el Salón del Motor de París 2014, según informó la firma en un comunicado.

Este nuevo modelo es un SUV de siete plazas, "visualmente impactante y de gran calidad", según la compañía, con un motor doble con cerca de 400 caballos y unas emisiones de 60 gramos de CO2 por kilómetro CO2.

Además, Volvo destaca "su magnífico diseño tanto exterior como interior", que incluye una consola de control con pantalla táctil tipo tablet que es "el alma" del nuevo sistema de control del interior del vehículo.

El proceso de fabricación del nuevo XC90 ha durado tres años y parte de un programa de inversión de 11.000 millones de dólares (8.700 millones de euros).

El vehículo incorpora su propia gama de tecnologías avanzadas y utiliza su nueva tecnología de arquitectura escalable de productos (SPA) y su familia de motores Drive-E de dos litros y cuatro cilindros.

El vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo del grupo Volvo Car, Peter Mertens, ha señalado que "la tecnología SPA ha permitido a la firma crear el primer SUV del mundo sin hacer ningún tipo de concesiones".

"Hemos conseguido una impresionante sensación de control, un amplio espacio interior y una capacidad muy flexible junto con la agilidad y la comodidad de un vehículo mucho más pequeño y más bajo", ha añadido.

HOLLANDE PROMETE EL COCHE DE DOS LITROS CADA 100 KILÓMETROS

El presidente francés, François Hollande, indicó hoy que los fabricantes franceses de automóviles, Renault y PSA Peugeot Citroen, podrán comercializar coches que consuman dos litros de combustible por cada 100 kilómetros "en el horizonte de 2019-2020".

"Hay que estar orgullosos de la industria automovilística francesa porque es puntera y porque somos los mejores en un cierto número de vehículos", destacó ante los medios de comunicación Hollande, durante su visita inaugural del Salón del Automóvil de París.

Insistió en que "Francia está en vanguardia" en los vehículos eléctricos y en la reducción del consumo de los de motorización térmica, que habrá modelos que gastarán dos litros por cada 100 kilómetros "en cinco años", y que eso ha es posible con incitaciones y los cerca de 400 millones de euros de dinero público invertido.

Hollande se felicitó de la alianza entre PSA Peugeot Citroen y Renault para el desarrollo de esa tecnología de bajo consumo, y añadió la importancia de asociar también a los fabricantes de componentes franceses.

Respecto al vehículo eléctrico, señaló que "se desarrolla muy rápido" y que para apoyar esa dinámica, su Gobierno va a aumentar las primas para la compra, con una suplementaria para los que al mismo tiempo envíen al desguace un coche de más de 13 años.

Esos compradores de un coche eléctrico podrán recibir hasta 10.000 euros en total del Estado.

Otro de los dispositivos en favor de esa tecnología es la extensión de puntos de recarga eléctrica en Francia, con 16.000 suplementarios en los próximos cuatro años, que se sumarán a los 16.000 que se calcula que habrá al terminar 2014.

El presidente socialista hizo notar que hace dos años la industria automovilística francesa "estaba en crisis" con "grandes dificultades" en el mercado, pero desde entonces ha habido "esfuerzos" de los fabricantes y del Estado y "los resultados están aquí".

"La industria automovilística francesa se recupera. Es bueno para la actividad, es bueno para el empleo y es bueno para nuestras exportaciones", concluyó. EFE