El Papa pide una "revolución cultural" contra "el suicidio" del planeta

El Papa pidió una "valiente revolución cultural" contra el comportamiento "suicida" que destruye el medioambiente y el planeta y criticó la "especulación" del actual sistema económico mundial.El pontífice aseguró que "es insostenible desde diversos puntos de vista" un sistema mundial que los poderes económicos "continúan justificando" y que busca el beneficio financiero ignorando sus efectos "sobre la dignidad humana y el medioambiente".

"El estilo de vida actual, por ser insostenible, solo puede terminar en catástrofes, como de hecho ya está ocurriendo periódicamente en diversas regiones", dijo Bergoglio en su encíclica sobre protección del medioambiente "Laudato si", publicada hoy.

El apa aseguró que la "contemplación de la realidad en sí misma ya nos indica la necesidad de un cambio de rumbo y nos sugiere algunas acciones" para ayudar a salir de lo que calificó como "espiral de autodestrucción".

"Lo que está ocurriendo nos pone ante la urgencia de avanzar en una valiente revolución cultural (...) Nadie pretende volver a la época de las cavernas, pero sí es indispensable aminorar la marcha para mirar la realidad de otra manera", dijo el papa en el documento.

Y aseguró que "cuidar y mejorar el mundo" conlleva "cambios en los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo, las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad"."Sabemos que las cosas pueden cambiar", opinó el papa, quien identificó en su encíclica "el desafío urgente de proteger nuestra casa común (...) de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral".

"Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos", agregó.

Calificó de "largo y rico camino" el realizado por "el movimiento ecológico mundial" pero lamentó el "rechazo de los poderosos" y su "falta de interés" e invitó a "buscar otros modos de entender la economía y el progreso".

"El ser humano todavía es capaz de intervenir positivamente", escribió el papa en su encíclica, para después criticar las cumbres mundiales sobre el ambiente de los últimos años, que "no respondieron a las expectativas porque, por falta de decisión política, no alcanzaron acuerdos ambientales globales realmente significativos y eficaces".

La publicación de esta su primera encíclica en solitario -en la precedente Bergoglio completó el trabajo de su predecesor, Benedicto XVI- se hace, como el pontífice prometió, antes de la nueva cumbre internacional contra el cambio climático que se celebrará en diciembre en París.

OBAMA ADMIRA AL PAPA POR SU MENSAJE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, declaró que admira "profundamente" la decisión del papa Francisco de publicar una encíclica en la que llama "con claridad, fuerza y toda la autoridad moral de su posición" a actuar contra el cambio climático.

"Tenemos una profunda responsabilidad de proteger a nuestros hijos, y a los hijos de nuestros hijos, de los efectos dañinos del cambio climático", subrayó Obama en un comunicado al anotar que EE.UU. debe "ser un líder en ese esfuerzo".