El Papa pide a los fieles que recen por su viaje a Río de Janeiro

El papa Francisco pidió hoy a los fieles que le acompañen con las plegarias durante el viaje que emprende mañana, 22 de julio, a Río de Janeiro, para presidir en la ciudad brasileña la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud.

"Os pido que me acompañéis espiritualmente con la plegaria en mi viaje que comienzo mañana", dijo el pontífice ante varias decenas de miles de personas que asistieron en la plaza de san Pedro del Vaticano al rezo del ángelus.

Francisco afirmó que en Río de Janeiro habrá tantos miles de jóvenes de todo el mundo que la próxima JMJ será "La Semana Mundial de la Juventud" y animó a los jóvenes a preguntarle a Jesús "que tienen que hacer con sus vidas, cual es el camino que deben tomar".

CONCENTRACIÓN DE JÓVENES EN SAO PAULO

Miles de jóvenes marcharon hoy por las principales calles del centro de Sao Paulo y se concentraron en una plaza pública de la mayor metrópoli brasileña para un acto religioso y musical que puso fin a la Semana Misionera, programación previa a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Varios de los jóvenes, muchos de ellos peregrinos extranjeros, se reunieron en la plazoleta del Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (MASP) y marcharon hasta la Praça Herois da Força Expedicionaria Brasileira, en la que se celebró el acto eucarístico y cultural.

La programación clausuró la Semana Misionera, celebrada en 40 ciudades brasileñas con actividades previas a la JMJ, que tendrá lugar a partir del lunes en Río de Janeiro con la presencia del Papa Francisco.

El acto cultural en Sao Paulo contó con la presentación de grupos musicales católicos y un concierto del padre Juárez, presbítero y cantante que disputa los primeros lugares de preferencias en el mercado discográfico brasileño con artistas nacionales y extranjeros de otros géneros.

Según la organización, unas 30.000 personas participaron del acto.

La ceremonia terminó con una celebración eucarística a cargo del arzobispo de Sao Paulo, Odilo Pedro Scherer, cardenal que fue uno de los firmes candidatos a suceder como papa a Benedicto XVI.