El Papa exhorta a las familias a no ceder ante las "fuerzas mundanas" que las amenazan

El Papa exhorta a las familias a no ceder ante las "fuerzas mundanas" que las amenazan

Benedicto XVI ha exhortado a las familias a dejarse "guiar por la Iglesia" sin ceder "a tantas fuerzas mundanas que amenazan el gran tesoro de la familia" el cual deben "custodiar cada día", en el mensaje dirigido a los participantes a la Misa de las familias que ha tenido lugar este viernes en la Plaza de Colón de Madrid. Por su parte, el cardenal-arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, ha calificado de "sencillamente estremecedor" el número de niños "a los que en nuestras sociedades, de raíces cristianas, se les ha impedido nacer en estas tres últimas décadas".

Decenas de miles de personas de todas las edades se han dado cita este viernes en la madrileña Plaza de Colón para participar en la misa de la familia cristiana, organizada por el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco.

Matrimonios con hijos pequeños, parejas de novios, cientos de abuelas rodeadas de nietos que agitan banderas españolas, austríacas, polacas, francesas e incluso rusas aguardaban en la madrileña Plaza de Colón el inicio de la Eucaristía. Llegadas a Madrid desde muchos lugares, estas personas desean dar testimonio de su fe y de la importancia que la familia tiene como "eje vertebral de la sociedad, especialmente en tiempos de crisis".

En el mensaje, leído por el Arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela antes de comenzar la liturgia, el Papa ha declarado que la familia debe participar de forma "viva y responsable en la misión de la Iglesia de manera propia y original", al mismo tiempo que ha recordado que Jesús aprendió "en el hogar de Nazareth" de alguna manera "el modo humano de vivir". Así, ha recordado que Jesús entró en el mundo a través de la familia "donde el ser humano está más dispuesto a desear lo mejor para el otro, a desvivirse por él y a anteponer el amor por encima de cualquier otro interés o pretensión".

DIMENSION EDUCATIVA

Además, el Papa ha resaltado "la imprescindible dimensión educativa" de la familia, donde "se aprende a convivir, se transmite la fe, se afianzan los valores y se va encauzando la libertad, para lograr que un día los hijos tengan plena conciencia de la propia vocación y dignidad y la de los demás".

Según ha explicado el Papa,"el ejemplo doméstico es capaz de enseñar muchas más cosas de las que pueden decir las palabras". En este sentido, el Papa ha recordado que el próximo 11 de octubre de 2012 se inaugurará el llamado 'Año de la Fe' dedicado a promover el Concilio Vaticano II y reforzar la doctrina cristiana, por lo que ha invitado a las familias a "revitalizar" durante este año "la fe en las casas" para tomar "mayor conciencia" del Credo que profesan.

JMJ "INOLVIDABLE"

Asimismo, el Pontífice ha evocado "con emoción inolvidable la alegría de los jóvenes" que participaron a la Jornada Mundial de la Juventud que tuvo lugar en Madrid en el mes de agosto. Por ello, ha pedido a los jóvenes que se comprometan "a defender y hacer brillar la auténtica dignidad" de esta institución "primaria para la sociedad y tan vital para la Iglesia". En este sentido, ha invitado a los jóvenes a no dejar "de darle gracias a Dios por el don de la familia" y les ha exhortado a ser también "agradecidos con sus padres".

Igualmente, el Pontífice ha animado a las familias congregadas en Colón a "ser conscientes de tener a Dios" a su lado y les ha invitado a "invocarlo siempre" para recibir de El "la ayuda necesaria para superar sus dificultades, una ayuda cierta, fundada en la gracia del sacramento del matrimonio".

Benedicto XVI ha subrayado además que la Sagrada Familia "es la puerta de ingreso en la tierra del Salvador de la humanidad, el cual, al mismo tiempo, da a la vida de amor y comunión hogareña la grandeza de ser un reflejo privilegiado del misterio trinitario de Dios".

Finalmente, el Papa ha impartido "de corazón" su bendición apostólica a todos los participantes a la Misa de las Familias.

ROUCO TILDA DE "ESTREMECEDOR" EL NÚMERO DE ABORTOS DE LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS

El cardenal-arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, ha denunciado hoy que el número de niños "a los que en nuestras sociedades, de raíces cristianas, se les ha impedido nacer en estas tres últimas décadas es sencillamente estremecedor".

"La vida es un bien sagrado que el ser humano recibe de Dios" y el hombre "no es el dueño de la vida sino su servidor: desde el momento en el que es concebida en las entrañas maternas hasta el instante de la muerte natural", ha señalado Rouco en la Misa de la Sagrada Familia que se celebra hoy en la Plaza de Colón de Madrid.

El cardenal-arzobispo de Madrid ha remachado: "Ninguna instancia humana puede disponer de la vida de un ser humano inocente".

En su homilía, centrada en la familia y el matrimonio cristiano, Rouco ha recordado unas palabras de Juan Pablo II en su visita a España, quien dijo que quien "negare la defensa a la persona humana ya concebida aunque todavía no nacida cometería una gravísima violación del orden moral; nunca se puede legitimar la muerte de un inocente".

Rouco ha subrayado que los tiempos "han sido y son difíciles para las familias, nacidas con el proyecto de constituirse y configurarse como una íntima comunidad de amor conyugal -del esposo a la esposa y viceversa-, fiel, indisoluble y abierto sin desnaturalizaciones voluntarias".

El cardenal-arzobispo de Madrid se ha dirigido especialmente a los jóvenes artífices de la JMJ-2011 para indicarles que en el mundo de ideas, diversión e información ellos son conscientes de la "dura y crítica situación por la que atraviesa la valoración y la propuesta de la vocación cristina para el matrimonio y la familia".

Rouco ha concluido asegurando que Jesucristo "dará fuerza" para superar todas las crisis, también la presente, que "tanto nos duele y angustia".