Osoro llama a ayudar a la Iglesia participando en las parroquias

El nuevo arzobispo de Madrid, Carlos Osoro
El nuevo arzobispo de Madrid, Carlos Osoro |Telemadrid

Carlos Osoro llama en su primera carta como arzobispo de Madrid a ayudar a la Iglesia participando en las parroquias, que no son "algo caduco" sino "historia viva".

"En la medida que puedas, participa con generosidad en el sostenimiento de la Iglesia Diocesana, ya solamente tiene una misión y un deseo, anunciar a Jesucristo, que desea salir al encuentro de todos los hombres, tocar la carne sufriente de Cristo, acompañar a los hombres, celebrar cada paso que den en su vida", señala Osoro en su carta escrita con motivo del día de la Iglesia Diocesana.

En la misiva, el arzobispo llama a actuar así "con palabras y obras" y a declarar los principios "que hacen la verdadera revolución que tiene que darse en este mundo, como es que el rostro glorioso de Jesucristo se haga presente en los hombres y en todas sus situaciones".

El arzobispo expone que el día de la Iglesia Diocesana se celebra este año bajo el lema 'Participar en tu parroquia es hacer declaración de principios' y a este respecto explica que ser discípulos misioneros es "vivir con el convencimiento de que la parroquia no es algo caduco" y "no pertenece a la historia del pasado".

"La parroquia es la historia viva de una Iglesia que se hace realmente presente en medio de la vida de los hombres, que acepta y concretiza el mandato de Jesús a los discípulos de 'Id por el mundo y anunciad el Evangelio a todos los hombres'", señala Osoro.

"COMUNIDAD DE COMUNIDADES"

El arzobispo indica que "la parroquia es una comunidad de comunidades, donde los carismas que regala el Señor a su Iglesia para embellecerla y hacerla más creíble se manifiestan".

"Formada por hombres y mujeres de todas las edades, con una geografía, con una cultura, donde todos tienen cabida, no es una comunidad de selectos, es presencia de discípulos misioneros en un territorio, de hombres y mujeres que tienen a Jesucristo como a suúnico Señor, que están decididos a proclamar esto explícitamente con sus vidas saliendo a los caminos a decirlo con palabras y obras", relata Osoro.

"Tenemos principios, somos hijos de Dios y hermanos de todos los hombres, creados a su imagen y semejanza, hemos nacido de nuevo en Jesucristo, deseamos hacer llegar esta realidad a todos y lo hacemos siguiendo los pasos y huellas de Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre", destaca.

HACER "UNA DECLARACION DE PRINCIPIOS"

Osoro expone que "participar en tu parroquia es hacer declaración de principios" porque es donde "los discípulos misioneros viven de la Palabra celebran la fe, adoran al Señor, anuncian, la caridad es manifiesta y la misión se hace pasión por dar a conocer a quien es Camino, Verdad y Vida, Jesucristo".

En este punto se refiere a la 'Meditación ante la muerte' de Pablo VI, que decía que "siempre" había amado la Iglesia para la que había vivido. "Así hemos de vivir los cristianos la pertenencia a la Iglesia.

Concretando esa pertenencia en una comunidad concreta, en nuestras parroquias", añade a renglón seguido para indicar que se ha de vivir en ella "como los primeros cristianos, llenos de Espíritu Santo, orando y trabajando, siendo contemplativos y siempre motivados para evangelizar desde la experiencia del amor de Dios".