Muere Andrea, la niña para la que sus padres pidieron una muerte digna

Andrea, la niña de 12 años con una enfermedad rara e irreversible para la que se solicitó una muerte digna y que estaba ingresada en el complejo hospitalario universitario de Santiago (CHUS), ha fallecido, han informado fuentes cercanas a este caso. Los padres de Andrea han manifestado que su hija "se ha ido en paz y con tranquilidad, sin sufrir" y "como ella misma hubiese querido".

Sus padres, Estela Ordóñez y Antonio Lago, expresaron su deseo, una vez se atendió su demanda y se le retiró la alimentación que recibía por gastrostomía, de tener "intimidad" para, de este modo, poder superar el duro trance de despedirse de su hija mayor, aquejada desde que era un bebé, según han contado, de una dolencia tan rara que ni siquiera tiene nombre.

El complejo hospitalario universitario de Santiago (CHUS), en el que ha estado ingresada la niña, planteó modificar su plan terapéutico al producirse cambios en el estado de la cría.

El servicio de Pediatría del CHUS subrayó que su actuación se adecuó "en todo momento a lo establecido en la normativa vigente".

Tras el fallecimiento de la menor al mediodía de este viernes, en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), la familia de Andrea ha emitido un comunicado, remitido a los medios por el abogado, en el que muestra su pesar por la muerte de la menor, que había ingresado de urgencia el 9 de junio. "Su recuerdo vivirá para siempre en nuestros corazones", ha expresado.

Asimismo, ha trasladado "una última petición", en la que expresan que quieren despedir a Andrea "en familia y en la más estricta intimidad".

"Para nosotros Andrea, tal y como la conocíamos, comenzó a írsenos cuando ingresamos de urgencia el 9 de junio, fecha de la que ahora se cumplen cuatro meses, pero su recuerdo vivirá para siempre en nuestros corazones", añade.

AGRADECIMIENTOS POR EL "APOYO"

Los padres de la niña, Antonio Lago y Estela Ordóñez, han querido también agradecer el "apoyo de quienes en estos días tan difíciles" han estado a su lado: "Sin vuestra ayuda, este final hubiera sido, sin duda, aún más duro".

Su agradecimiento lo han hecho extensivo a los medios de comunicación, al juzgado, fiscalía, Instituto de Medicina Legal de Galicia, así como al personal del CHUS. "A todos vosotros, en estos momentos de intenso dolor, nuestra más sincera gratitud", apuntan.

"Agradeceríamos de antemano el respeto a nuestro duelo y que permitáis que este último adiós podamos realizarlo en la más estricta intimidad, en compañía de nuestros allegados y seres queridos", piden los padres.

El cuerpo de Andrea permanece en el depósito del CHUS, desde donde previsiblemente este sábado será trasladado a su localidad natal, Noia (A Coruña), donde será despedida en la "más estricta intimidad" por deseo de la familia.