Morate condenado a 48 años de carcel por los asesinatos de Laura y Marina

La Audiencia Provincial de Cuenca ha condenado a Sergio Morate, a quien un jurado popular declaró culpable de los asesinatos de su exnovia Marina Okarinska y de la amiga de ésta, Laura del Hoyo, a 48 años de cárcel. El presidente de la Audiencia Provincial de Cuenca, José Eduardo Martínez Mediavilla, ha dado a conocer la sentencia contra Morate, que ha seguido la lectura del fallo del juez por videoconferencia desde la cárcel de Estremera (Madrid) en la que está interno desde septiembre de 2015.

La sentencia, con fecha de hoy 7 de noviembre, ha sido leída en audiencia pública, ante una multitud de periodistas de todo el país en la Audiencia provincial de Cuenca, donde hace nueve días Morate fue considerado culpable por unanimidad de un doble delito de asesinato por un jurado popular.

El tribunal ha condenado a Morate a 25 años de cárcel, la máxima legal, por la muerte de Marina, al concurrir el agravante de parentesco y género.

En el caso de Laura del Hoyo, Morate ha sido condenado a 23 años de cárcel, y en este caso se aplica el agravante del "abuso de autoridad", pero no de "abuso de confianza" al no considerarlo probado el jurado popular.

La sentencia recoge las peticiones de condena que formuló la Fiscalía en su escrito.

El magistrado ha destacado la "brutalidad y perversidad del acusado", que ha provocado un "gran sufrimiento a las familias".

Las indemnizaciones superan los 650.000 euros, de los cuales 120.000 euros son para cada uno de los padres, 40.000 euros para las hermanas y 50.000 euros para el marido de Marina.

Asimismo, le prohíbe residir en Cuenca, acercarse a menos de 500 metros de los familiares de las víctimas o comunicarse con ellos durante un plazo de diez años tras el cumplimiento de la pena, en el caso de Marina, y ocho en el de Laura, así como el mismo período de libertad vigilada.

El jurado popular consideró probado que Morate mantuvo una relación de pareja con Marina Okarinska y que, tras poner fin ésta a la relación, el acusado gestó la idea de acabar con su vida y urdió un plan para llevarlo a cabo y deshacerse de su cadáver.

Asimismo, se ha considerado probado que Marina, junto a su amiga Laura del Hoyo, acudieron al domicilio de Morate de la calle Río Gritos a recoger unos enseres y allí acabó con la vida de su exnovia por asfixia mecánica por estrangulación. También que, para no dejar testigos, acabó con la vida de su amiga entre las 17.30 y las 18.00 horas del 6 de agosto de 2015, y las enterró en cal en un paraje de Palomera (Cuenca) y huyó a Rumanía.

LOS FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS: "QUE SE PUDRA Y CUMPLA LO MÁXIMO POSIBLE"

Tras conocer la sentencia impuesta por la Audiencia de Cuenca a Sergio Morate de 48 años por los asesinatos de su Marina Okarinska y Laura del Hoyo, la hermana de Marina, Alina Okarynska, ha admitido que sus familiares están "contentos por una parte", aunque por otra parte "nadie" les puede "devolver ya" a las chicas. Ante esto, ha esperado que el asesino "se pudra y cumpla lo máximo posible". Tras reconocer que durante todo el proceso han tenido dudas de qué pena se impondría finalmente, ha admitido que al menos ha salido como la familia quería, si bien "no se puede pasar páguna nunca".

En la misma línea, María Chamón, madre de Laura Del Hoyo, ha advertido de que no será "nunca suficiente para ese asesino criminal". "Porque ya no es presunto, es asesino", ha señalado, por lo que le ha deseado "la mayor crueldad, como él hizo" con las niñas. "No se puede ser más malo, más calculador, más asesino y más cruel como fue él".

"Nos ha destrozado la vida y llevaremos esta cruz y este dolor", ha añadido, recordando que siempre ha pedido "justicia, alto, claro y en letras mayúsculas".

Después de asegurar que se ha hecho justicia, también ha querido dar las gracias al jurado popular, y le ha lanzado un mensaje a su hija afirmando que hoy "se ha hecho mucha justicia y este asesino criminal lo va a pagar, porque es un asesino malo, cruel, frío y calculador, que lo tenía todo muy premeditado aquel día, aquella tarde y aquella noche". "Estoy con un dolor muy grande", ha confirmado, anunciando que tiene pensado convocar una rueda de prensa "para todos, porque todos tienen derecho a saber y a estar informados".

LA DEFENSA SE PENSARA SI RECURRIR

El abogado defensor de Sergio Morate, José Javier Gómez Cavero, ha admitido que aún tiene que estudiar la sentencia "en condiciones" y que hasta entonces no puede afirmar si va a recurrir o no.

El letrado ha incidido en que la pena finalmente impuesta a su defendido es "exactamente la que pedía la Fiscalía", indicando que tanto él como su representado son "respetuosos totalmente a lo que el jurado dijo y a la sentencia conforme viene dictada".

"Otra cosa es que podamos proceder al oportuno recurso si una vez leído entendemos que procede", ha resuelto, al tiempo que ha precisado que entre esta tarde y mañana visitará a Morate en la cárcel de Estremera para explicarle la sentencia y "conjuntamente, decidir si se puede o no se puede apelar".

"Una vez estudiemos a conciencia la sentencia vamos a decidir si, con los argumentos que se han dado, es suficiente o no para las condenas que se han establecido", ha resuelto.