Mónaco desmiente la supuesta "espantada" de la prometida del príncipe Alberto a 3 días de la boda

Mónaco desmiente la supuesta "espantada" de la prometida del príncipe Alberto a 3 días de la boda

A tres días de la boda entre Alberto de Mónaco y Charlot Wittstock, el Principado ha vivido el que, por ahora, es el último sobresalto antes de la gran ceremonia. Según ha publicado un semanario francés, la novia intentó anular la boda y regresar a su país, Sudáfrica. Desde el Palacio de Mónaco han emitido un comunicado desmintiendo lo que califican de falsas afirmaciones.

Charlott Wittstock, la prometida del príncipe Alberto de Mónaco y protagonista de un cuento de hadas que a punto ha estado de romperse en mil pedazos.

La sorpresa ha saltado cuando en el Palacio de Grimaldi se ultiman los preparativos para que, por fin, el soberano monegasco de el sí quiero. Según el semanario fancés L'Express, -poco dado al sensacionalismo-, la novia estuvo a punto de romper el compromiso la semana pasada y regresar a Sudáfrica, su país natal.

¿La razón? Al parecer, algún secreto grave sobre la vida privada del príncipe Alberto que la ex-nadadora, Wittstock habría descubierto de forma inesperada. La revista asegura que la novia fue retenida por la policía en el aeropuerto de Niza cuando se disponía a tomar un avión y que el Príncipe y su entorno tuvieron que emplearse a fondo para convencerla de que no se marchara y evitar así un escándalo mayúsculo.

El Palacio del Principado ha desmentido en un comunicado lo que, dice son, falsas informaciones que sólo pretenden dañar gravemente la imagen del soberano y la de su pormetida y, que suponen, además, un grave perjuicio para este felíz acontecimiento.

Información veraz o un malintencionado rumor. En cualquier caso, una historia digna de película de la que este fin de semana conoceremos si tiene o no final feliz.