Milagroso rescate de un bebé que que estuvo 14 horas en un río helado

Lily, de sólo 19 meses, fue milagrosamente rescatada de las aguas del río Spanish Fork, en Utah, Estados Unidos, después de haber pasado 14 horas encerrada en un coche accidentado que conducía su madre, que murió ahogada tras perder el control del vehículo.

Los policías acudieron desesperadamente a la orilla del río alertados por los vecinos que habían visto un vehículo hundido.

La mujer que conducía el vehículo estaba muerta y no se podía hacer nada por ella. Pero se dieron cuenta de que había una pequeña en la parte trasera. Entonces comenzaron las apresuradas tareas de rescate para sacar a Lily. Todo quedó registrado por la cámara que tenía incorporada en el uniforme uno de los policías.

Tras algunos segundos de desazón por no encontrar la manera de sacarla, se dieron cuenta de que había que poner el auto de costado. Con la ayuda de las personas que estaban en el lugar, lograron girarlo y sacar a la criatura.

Cuando la tuvo en sus manos, el agente salió corriendo en dirección a la ambulancia que esperaba más arriba. La beba estaba al borde de la muerte y no resistiría mucho más si no comenzaban inmediatamente con las tareas de reanimación.

En los minutos que duró el viaje al hospital, hicieron todo lo posible para mantenerla con vida. Una vez allí, la trasladaron en helicóptero hasta el hospital de niños de Salt Lake City. Con el correr de los días, su salud mejoró, y los médicos aseguran que podrá vivir con absoluta normalidad.