Miguel Carcaño implica ahora a su hermano en la muerte de Marta del Castillo

Miguel Carcaño, condenado a 20 años de carcel por el asesinato de Marta del Castillo
Miguel Carcaño, condenado a 20 años de carcel por el asesinato de Marta del Castillo |Telemadrid

El juzgado número 4 de Sevilla ha abierto nuevas diligencias, después de que el condenado por el asesinato de la joven Marta del Castillo, Miguel Carcaño, haya implicado, al parecer, a su hermano Francisco Javier Delgado en los hechos.

Según han informado fuentes de la investigación, Carcaño habría cambiado su versión de los hechos, lo que ha dado lugar a la apertura de nuevas diligencias judiciales y policiales.

El periódico "Diario de Sevilla" publica que la Policía busca ahora el cuerpo de Marta del Castillo en La Rinconada (Sevilla), ya según ha revelado Carcaño, el cadáver estaría enterrado en una finca de este municipio.

BÚSQUEDA INFRUCTUOSA

Según el diario, el asesino confeso de la muerte de Marta del Castillo ha sido excarcelado en dos ocasiones en los últimos meses para indicar dónde estaban los restos mortales de la joven.

La búsqueda del cadáver de Marta del Castillo ha resultado por el momento infructuosa tras efectuarse rastreos en el Guadalquivir, en un vertedero de basuras y en numerosos parajes.

Miguel Carcaño está condenado a 21 años y tres meses de cárcel por el asesinato de Marta del Castillo, ocurrido en enero de 2009, y concluirá su condena el 8 de mayo de 2030, cuando tenga 41 años, según la liquidación de condena que ha hecho la Audiencia de Sevilla.

El otro condenado por la desaparición de la joven sevillana, el menor de edad apodado "El Cuco", salió el pasado 5 de marzo del Centro de Menores de Córdoba donde terminó de cumplir los dos años y once meses de internamiento que le impuso el juez de Menores por encubrir el crimen.

El Supremo, en la sentencia de febrero pasado que confirmó la condena a Carcaño, ratificó también la absolución de sus tres presuntos cómplices: su amigo Samuel Benítez, su hermano Francisco Javier Delgado y la novia de este último, María García, si bien ordenó a la Audiencia de Sevilla justificar "según las reglas de la lógica" la absolución del primero, en un trámite aún pendiente de cumplimentar.