Madrid, entre las regiones donde se ha intensificado la epidemia de gripe

Gripe
Gripe

La onda epidémica de la gripe se ha intensificado en varias comunidades autónomas, entre ellas la de Madrid, y está en plena fase de ascenso, con una tasa de incidencia de 120,9 casos por 100.000 habitantes y una circulación mayoritaria del virus B.

El Sistema de Vigilancia de la Gripe en España ha detectado en la semana del 18 al 24 de diciembre un incremento de incidencia gripal, principalmente en Asturias, Castilla y León, País Vasco, Madrid, Castilla La Mancha, Extremadura y Andalucía.

Según el Servicio de Epidemiología de la Sanidad madrileña, la incidencia de gripe registrada en la semana 51 de 2017 ha sido de 91,56 casos por 100.000 habitantes, siendo la población vigilada en esta semana 126.690 habitantes.

Hasta la semana 51 se han recogido 215 muestras en las que se ha aislado el virus A (H3N2) en 17, A (H1N1) en 6 muestras, A sin subtipar 6 y el virus B en 49. La difusión geográfica es epidémica, la intensidad global es baja y la evolución es creciente.

El umbral epidémico para la temporada 2017-2018 es de 38,99 casos por 100.000 habitantes y los umbrales de intensidad sucesivos son 142,72 (medio), 230,23 (alto) y 284,41 (muy alto).

Según los datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe, en todo España, desde el inicio de la temporada 2017-2018 se han notificado 22 defunciones por gripe confirmada por laboratorio, el 68 % en hombres.

Trece de las muertes se asocian al virus B, y nueve al A. Dieciséis de los casos (73 %) eran mayores de 65 años, cinco (23 %) pertenecen al grupo de 45 a 64 años y uno (4 %) al de 15 a 44 años.

Todos ellos presentaban factores de riesgo. El 55 % de los casos desarrolló una neumonía y el 41 % había ingresado en UCI.

De los dieciocho casos pertenecientes a grupos recomendados de vacunación, el 72 % no había sido vacunado.

Según el informe del Instituto de Salud Carlos III, la mortalidad general observada en la semana analizada "no sobrepasa la mortalidad esperada para este periodo".

Además, desde el inicio de la temporada se han contabilizado 247 casos graves hospitalizados en dieciséis comunidades autónomas: el 52 % de ellos hombres y el 48 %, mujeres.

En 160 de los pacientes (65 %) se identificó el virus de la gripe B, y en 87 (35 %) el virus A.