Lorca, una semana después

Una semana después del devastador terremoto que afectó a Lorca, se trabaja sin descanso para intentar recuperar la normalidad.

El terremoto sorprendió a las 7 de la tarde a este pequeño municipio murciano. Segundos después del seísmo de 5,2 grados, se vivieron momentos de caos y desconcierto. Aún así, pocos imaginaban las consecuencias. 9 fallecidos, entre ellos un niño, y más de 300 heridos.

El 80% de los edificios se vieron afectados.

Se calcula que más de 20.000 personas pasan esa primera noche al raso, en tres campamentos.

7 días después, 17 edificos están seriamente dañados. 3 de ellos se derribarán en las próximas horas.

Mil personas siguen en la calle, en un único campamento, en el que se ha detectado un brote de varicela. Sanidad ha puesto en marcha una campaña de vacunación. Los 6 niños afectados, de entre 4 y 5 años, ya han sido aislados junto a sus famillias, para evitar el contagio entre el resto de los damnificados.