Localizado un sospechoso de la desaparición y homicidio de Yeremi Vargas

Localizado un sospechoso de la desaparición y homicidio de Yeremi Vargas

El sospechoso de la desaparición de Yéremi Vargas, al que agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han tomado declaración como investigado, contó en la prisión donde está internado por una agresión sexual que vio cómo se llevaron al niño canario y quiénes.

Fuentes próximas al caso han señalado que el recluso, conocido como Juan el rubio, de 56 años e interno en la cárcel gaditana de Algeciras, ha hecho estos comentarios en más de una ocasión y se ha situado en el lugar de los hechos el mismo día de la desaparición, el 10 de marzo de 2007 en la localidad de Vecindario (Gran Canaria).

El recluso, al que ahora se le investiga por orden judicial por la desaparición, detención ilegal y homicidio de Yéremi, está en prisión desde el año pasado, acusado de una agresión sexual en 2012 a un menor precisamente en la zona de Vecindario. Aunque en un principio se archivó el caso, un juez decidió reabrirlo y mandarle a la cárcel por aquel delito.

Los investigadores del caso Yéremi han analizado exhaustivamente su "modus operandi" y le tenían como uno de los objetivos de las pesquisas, que no han cesado en los nueve años transcurridos desde la desaparición del pequeño. El recluso no ha querido declarar ante los agentes, que continúan la investigación y que creen tener indicios para mantenerle en calidad de investigado (antes imputado), aunque el delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, ha pedido "prudencia" y "paciencia" para permitir que la Guardia Civil pueda completar su trabajo.

Un trabajo que también ha permitido relacionar de alguna manera al sospechoso con el coche Renault 5 blanco al que se buscaba por su posible relación con la desaparición del menor, aunque las fuentes no han precisado más. La madre del niño, Ithaisa Suárez, ha declarado que está "destrozada" desde que la Guardia Civil le comunicó hace tres semanas que se investigaba a esta persona, que por la información que ha recibido era un vecino del barrio que se trasladó a vivir a Sardina del Sur, localidad situada en Santa Lucía de Tirajana.

DELEGADO DEL GOBIERNO EN CANARIAS

El delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, ha confirmado hoy que se investiga a un hombre por la desaparición del niño de Vecindario (Gran Canaria) Yéremi Vargas, pero ha pedido "prudencia" y "paciencia" para permitir que la Guardia Civil pueda completar su trabajo.

En una declaración sin opción a preguntas, Hernández Bento ha rehusado concretar ningún dato sobre el sospechoso ni sobre la declaración que le tomó ayer, martes, la Guardia Civil, porque el caso está bajo secreto de sumario.

Sin embargo, ha precisado que la identificación de esta persona está relacionada con las pistas recabadas respecto al vehículo Renault 5 blanco que fue visto en el lugar donde desapareció el niño y ha manifestado que la familia del menor está siendo informada de los avances que se han producido en la investigación.

Hernández Bento ha subrayado que la Guardia Civil viene trabajando en este caso desde hace nueve años, sin haber "cejado" en ningún momento, a pesar de que "durante determinados períodos pareciera que no se avanzaba" en la investigación.

El delegado ha citado como relevante la información obtenida la última vez que la Benemérita decidió recurrir a la colaboración ciudadana, el pasado 10 de marzo, cuando solicitó información respecto al Renault 5 que se encontraba en la zona donde jugaba el niño el día en el que fue visto por última vez.

"A raíz de ello, se recibieron más de 60 llamadas de ciudadanos con información respecto a ese vehículo. Once de ellas fueron atendidas de forma especial por la Guardia Civil, porque se dio verosimilitud a su información y, a partir de ahí, se abrieron nuevas líneas de investigación", ha señalado. En esa línea de trabajo, la Guardia Civil dio con un sospechoso que fue interrogado ayer por agentes de su Unidad Central Operativa (UCO), ha precisado Hernández Bento.

Hernández Bento ha recordado que, desde la desaparición del niño Yéremi, "han pasado muchísimas cosas", por lo que ha pedido a los medios de comunicación "paciencia" y "prudencia" para permitir que los cuerpos de seguridad puedan completar su trabajo. "La Guardia Civil va a seguir trabajando en la resolución definitiva de este caso, pase lo que pase con esta línea de investigación", ha apuntado.

LA MADRE, DESTROZADA

La madre del niño, Ithaisa Suárez, ha declarado a que está "destrozada" desde que los agentes le comunicaron hace tres semanas que se investigaba a esta persona, que por la información que ha recibido era un vecino del barrio que se trasladó a vivir a Sardina del Sur, localidad situada también en Santa Lucía de Tirajana.

La Guardia Civil, que tiene un equipo volcado en esta causa desde el primer día que se perdió de vista al niño, ha seguido a lo largo de estos nueve años diferentes pistas, que incluso le han llevado a investigar a ciudadanos británicos encarcelados en el Reino Unido por delitos sexuales que en aquellas fechas vivían en Gran Canaria.

Sin embargo, el caso parece haber dado un giro desde que se obtuvo una pista sólida sobre un coche que fue visto el día de los hechos en el lugar donde desapareció Yéremi, un solar situado junto a su casa donde solía jugar con otros niños. Ithaisa Suárez ha indicado que no conoce a esa persona, pero que sí se sabe que se dedicaba a mirar a los niños cuando jugaban en el solar.

Así mismo, ha comentado que, por la información que le han facilitado, el presunto autor del rapto y muerte de su hijo no ha querido declarar aún sobre estos hechos. El abuelo del niño, José Suárez Castellano, ha indicado también que no lo conocía personalmente, pero sí de vista, y que están "hechos cisco".

Así mismo, ha afirmado que no se lo esperaban, pero que "gracias a Dios hay buenos investigadores que han dado todo para buscar al que se lo llevó y ya hay un presunto autor" de la desaparición y posible muerte de su nieto.

La Guardia Civil solicitó la colaboración ciudadana para localizar al propietario de ese vehículo, mientras seguía trabajando otras líneas de investigación, que han dado como fruto la detención de otras personas por delitos sexuales en el sur de Gran Canaria.

Finalmente, la pista del Renault 5 condujo a un hombre nacido en 1960 en Gran Canaria que en la actualidad se encuentra en prisión preventiva en Algeciras (Cádiz) por otra agresión sexual y al que ayer se comunicó formalmente que se relaciona con el posible secuestro y homicidio de Yéremi Vargas.

LOS MÉTODOS DE LA POLICÍA CIENTÍFICA

Para hablar de este caso hemos contado en Telemadrid con Jesús Sánchez Gómez, doctor en Criminología y profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, quien nos explica cómo trabaja la Policía científica en casos de este tipo en los que apenas hay pistas.

Cree que la colaboración ciudadana es fundamental en casos sin resolver “porque puede dar una pista que reactive el caso”. En el caso de Yéremi la Guardia Civil ha seguido la pista de un coche blanco para llegar al sospechoso de su desaparición.

Jesús Sánchez desvela que en casos de desaparición o asesinato “el agresor suele estar dentro del entorno de la víctima”.