Llamadas al 112 avisan del paso de un meteorito sobre Madrid

Llamadas al 112 avisan del paso de un meteorito sobre Madrid

El servicio de Emergencias 112 ha recibido ocho llamadas en pocos minutos de ciudadanos que alertaban del posible paso de un meteorito sobre Madrid, la primera de ellas a las 12:23 horas, han informado fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112. Según la misma fuente, no hay constancia de que ese bólido haya caído sobre la superficie terrestre. En las llamadas, procedentes de Getafe, cinco de Alcalá de Henares (cinco) y dos del kilómetro 47 de la A-2, en Guadalajara, se describía un meteorito "con cola de fuego" y "muy brillante".

Fuentes del complejo astronómico de La Hita, en La Puebla de Almoradiel (Toledo), han confirmado a Efe que también han recibido avisos de ciudadanos que colaboran con esta institución en los que se informa del avistamiento de una bola de fuego diurna. Sin embargo, estas fuentes han precisado que las cámaras del complejo astronómico no han podido captar las imágenes de esta bola de fuego, ya que solo registran de noche y no capturan imágenes diurnas.

Vídeo de la Universidad de Huelva que muestra el paso de la bola de fuego.

De hecho, esta misma madrugada, el complejo de La Hita ha detectado una gran bola de fuego -generada por una roca procedente de un cometa- que ha sobrevolado el sur del país y ha caído al mar Mediterráneo frente a las costas de Murcia.

La velocidad de la roca rondaba los 65.000 kilómetros por hora, lo que lugar a que ésta se volviese incandescente y que se generó un espectacular fenómeno luminoso.

El evento se ha iniciado sobre la provincia de Almería, a unos 89 kilómetros de altitud, y desde allí ha avanzado en dirección noreste, hasta finalizar a unos 31 kilómetros de distancia sobre el mar Mediterráneo, frente a las costas de Murcia.

El análisis realizado por el Profesor José María Madiedo (Universidad de Huelva), investigador responsable del Proyecto SMART, ha permitido establecer que la bola de fuego se produjo como consecuencia de la brusca entrada en la atmósfera terrestre de una roca procedente de un cometa.

La velocidad de esta roca rondaba los 65.000 kilómetros por hora, lo cual dio lugar a que ésta se volviese incandescente, generándose así el espectacular fenómeno luminoso. El evento se inició sobre la provincia de Almería, a unos 89 kilómetros de altitud. Desde allí avanzó en dirección noreste, finalizando a unos 31 kilómetros sobre el mar Mediterráneo, frente a las costas de Murcia.