El museo Lázaro Galdiano acoge 'Mapping the Blind Spots'

mapping_ph
Mapping |Archivo

La Fundación Lázaro Galdiano se ha unido por cuarto año consecutivo al Festival PHotoEspaña, en su XVII edición, acogiendo el proyecto Mapping the Blind Spots, que inaugurará el próximo 3 de junio a las 19 horas, según ha informado la Fundación en un comunicado.

Se trata de un proyecto que podrá verse en el museo Lázaro Galdiano entre el 4 de junio y el 27 de julio, de entrada gratuita y que ha sido organizado por el Instituto Polaco de Cultura en colaboración con la Fundación Lázaro Galdiano y PHotoEspana, y ha sido coordinado, diseñado y comisariado por Nophoto y Sputnik.

Mapping the Blind Spots es un proyecto de estos dos colectivos fotográficos de larga trayectoria, Sputnik y Nophoto, que consta de una exposición y una publicación, y con el que quieren dar reconocimiento a sus propios archivos. En los últimos años, ambos grupos de fotógrafos han investigado sobre aspectos históricos, socioculturales y geográficos de su entorno inmediato, como Europa del Este, en el caso de Sputnik, y Europa del Oeste, en el caso de Nophoto.

MAS DE 100 FOTOGRAFIAS Y UN EXPERIMENTO EDITORIAL

Por su parte, el colectivo español Nophoto ha coordinado la exposición conjunta, y Sputnik, ha hecho lo propio con la publicación. La exposición, que reúne más de 100 fotografías, se ha formalizado con obra ya producida por ambos grupos con la idea de "descontextualizar" los proyectos de cada uno de ellos y "difuminar su autoría" para generar una nueva lectura, un nuevo contexto que pueda interpretarse como ese lugar ficticio en el que ambas Europas -del Este y el Oeste- se confunden.

La publicación, que lleva el título PSOPLAAINND -letras que configuran una nueva palabra formada por la unión de Poland y Spain-, es un experimento editorial que se despliega en un formato de periódico y su contenido ha sido "cuidadosamente seleccionado" de entre los archivos de ambos colectivos.

En este documento la distorsión está muy presente ya que su propósito es cuestionar el papel de la fotografía documental como herramienta defectuosa de información. Muchas fotos de este periódico han sido destruidas, sobreexpuestas o han sido cortadas o censuradas. El resultado es un collage de dos realidades lejanas que buscan construir ese territorio ficticio común.

A los dos colectivos les une un especial interés en el fotolibro, ya que consideran que el libro es el formato más apropiado para la difusión de proyectos fotográficos y han autoeditado varias publicaciones como Stand by o Vegaviana.

Esta era también una de las pasiones de José Lázaro, editor, coleccionista y bibliófilo que inició su propia aventura editorial con la revista España Moderna, un espacio para la Generación del 98 y escritores internacionales.

Por ello, la Fundación Lázaro Galdiano ha reservado la sala de exposiciones temporales del Edificio de la España Moderna, lugar en el que se editaba esta revista literaria, para alojar esta muestra, que estará abierta al público hasta el 27 de julio.