El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural investiga una nueva variedad de césped

El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) está inmerso en un proyecto para conseguir nuevas variedades de césped "más ecológicas y respetuosas con el medio ambiente", que permitirían ahorrar cifras superiores al 50 por ciento en agua de riego.

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada ha visitado el ensayo que se está realizando en la Finca El Encín, en Alcalá de Henares, donde los investigadores del IMIDRA trabajan, según ha explicado la Comunidad de Madrid en un comunicado remitido este jueves.

LA INVESTIGACIÓN CONTINUARÁ HASTA 2018

La finca sobre la que se trabaja fue habilitada a mediados de 2016. Dispone de 2.000 metros cuadrados dividida en pequeñas parcelas sobre las que se han plantado combinaciones de tres especies de césped autóctonas con tres subtropicales. En total hay 27 zonas de ensayo con las mismas condiciones sobre las que se aplican porcentajes de riego del 100, del 75 y del 50 por ciento.

El estudio se prolongará hasta 2018 y registra varios parámetros, desde la velocidad de crecimiento al color del césped o su resistencia. Esto permitirá a los investigadores del IMIDRA determinar cuál de estas mezclas de césped consigue alcanzar "un ahorro de agua más significativo", ha reseñado el Ejecutivo regional.

Hoy día, las praderas que decoran los parques y jardines de las ciudades de la Comunidad están formadas por una mezcla de césped de clima templado, lo que supone un gasto medio de seis litros de agua al día por metro cuadrado. En la región hay más de 3.500 hectáreas de césped ornamental, por lo que el volumen de riego es alto y el IMIDRA se ha planteado reducirlo drásticamente.