Identifican a tres menores acusados de agredir sexualmente a un grupo de chicas

salida instituto
salida instituto |Telemadrid

La Policía Local de Villanueva de la Serena (Badajoz) ha identificado a tres chicos de 13 años acusados de agredir sexualmente durante varias semanas a un grupo de chicas también menores de edad cuando salían de un instituto de la localidad.

Según manifestaron las afectadas ante los agentes locales, los tres denunciados, alumnos de otro instituto, las seguían a la salida del centro educativo, las acosaban y cuando llegaban a un pasaje por donde pasaban a diario y fuera de la vista de transeúntes, les realizaban tocamientos.

Tras conocer lo sucedido, la Policía Local, con la colaboración de un padre y de las menores, puso en marcha un dispositivo policial durante varios días hasta lograr identificar a los tres menores, quienes reconocieron los hechos.

Éstos fueron entregados a sus padres, a los que se les informó de la gravedad de los hechos ocurridos y de las consecuencias legales, según recoge el cuerpo armado en una nota de prensa.

La Policía Local ha recordado a las familias con menores de edad "la obligación y responsabilidad" que se tiene para con éstos y sobre sus conductas, sobre todo ahora que están próximas las vacaciones y los hijos suelen pasar mucho tiempo fuera del ámbito educativo y familiar.

En este sentido, desde la Comisaría de la Policía Local de la localidad se desarrolla el proyecto "Agente Tutor", en colaboración con todos los centros educativos de la ciudad y con los Servicios Sociales del ayuntamiento.

Se trata de un proyecto que, entre otros objetivos, persigue garantizar la seguridad de la comunidad escolar y en el que se trabaja fundamentalmente con un enfoque preventivo.

No obstante, la Policía Local ha recalcado que son los padres y madres los que "deben ejercer el papel esencial en la prevención de conductas inadecuadas que pueden derivar en actividades delictivas".

Así, ha insistido en que la sociedad y los distintos servicios públicos son apoyos pero "nunca" pueden sustituir el papel de la familia y, por ello, es "esencial que se sepa en todo momento dónde, con quién y qué están haciendo los menores".