'Herstory', un libro ilustrado sobre feminismo "más allá de Frida Kahlo"

'Herstory', un libro ilustrado sobre feminismo
'Herstory', un libro ilustrado sobre feminismo

El libro 'Herstory: Una historia ilustrada de las mujeres', editado por Penguin Random House, es una obra "rigurosa, inspiradora e inacabada", porque las pugnas de las mujeres siguen vigentes, de María Bastarós, Nacho M. Segarra y la ilustradora Cristina Daura, y que habla sobre feminismo y relatos de mujeres más allá de Frida Kahlo, según ha explicado Segarra.

"Hemos intentado ser muy pedagógicas y muy entretenidas además de muy rigurosas. Nuestra labor era contar historias relevantes interesantes y plurales y que abrieran un campo de visión, no una historia de mujeres donde aparezcan Margaret Thatcher o Frida Kahlo", ha indicado Segarra en una entrevista para Europa Press.

Por eso, para sus autores es muy importante subrayar que "esto es una historia de las mujeres y no la historia de las mujeres". "Igual que todas las historias en todos los libros de texto son historias concretas elaboradas por personas con una determinada ideología y unas determinados intereses; igual que la historia ha sido tradicionalmente masculina, blanca y heterosexual, pero ese sujeto siempre se ha ocultado en la narración y ha pasado por objetiva; Nosotras queríamos decir claro que ésta es nuestra historia de las mujeres", ha añadido Bastarós.

En 'Herstory' están presentes micronarrativas que se entrecruzan y conducen a otras historias para "eliminar los tabiques del relato y abrirlo a mutaciones a notas a pie de página, borrones o contribuciones dispares". En este sentido, se trata de un libro que recorre la historia pero a la vez es un "hijo de su tiempo".

"Le hemos otorgado mucha importancia a los hastag, que es algo que actualmente ha tenido mucha importancia en el desarrollo de distintos activismos. Por ejemplo, para terminar hablamos tanto de #Blacklivesmatter como del #Metoo, que son dos movimientos que se han generado en parte gracias a las redes. También le damos importancia al ciberfeminismo. Hemos intentado que todo eso estuviera presente por eso el movimiento y sensibilidad actuales ha influido también en cómo elegíamos los temas del pasado que nos parecían mas relevantes", añade Bastarós.

Sin embargo, ambos autores coinciden en que lo más importante para ellos al igual que para su ilustradora era hacer un libro interseccional que mostrara la confluencia de la lucha feminista con la lucha de las personas racializadas, transgénero o del colectivo LGTB.

Por eso, cuentan historias como la de Amaranta Gómez Regalado, mujer transexual, política, activista y antropóloga; o historias como las de las mujeres del #Blacklivematter, pertenecientes al colectivo LGTB; o cómo en la Gran Depresión, muchos países europeos ejercieron presiones para bajar el desempleo como prohibir a las mujeres casadas trabajar. "Este era un ejemplo muy claro de que algo macroeconómico tenía una represión de género muy clara", indica Segarra.

Asimismo, el libro trata también el suicidio ritual de las mujeres indias, el suicidio Satí, en el que las mujeres cuando quedaban viudas eran obligadas, o ellas mismas por su propia voluntad, se sometían a un suicidio ritual.

El libro se divide en prehistoria, siglos V a XIV, del XV al XVIII, siglo XIX, siglo XX y siglo XXI. "Teníamos que estructurar las épocas porque al tratar todo el globo no podíamos estructurarlo en alta o baja edad medio, no tenía sentido si íbamos a hablar de Corea. Por eso a lo largo de libro hay divisiones un poco extrañas como por ejemplo del siglo V al XIV.

Un trabajo de investigación visual

Además, Daura ha hecho un trabajo de investigación visual paralelo. Algo que sorprendió a los autores al descubrir la relación con la historia de las ilustraciones, como por ejemplo en la segregación racial de los Estados Unidos.

"En el ferrocarril subterráneo, que era una red clandestina de caminos que llevaba a los esclavos del Sur a huir hacia los Estados del Norte en Estados Unidos, había casas seguras que normalmente pertenecían a blancos, donde ellos, mientras huían, se podían esconder", cuenta.

Cristina ha aprovechado ilustración que acompaña a esta historia para incluir unos elementos decorativos que a priori parecían bastante "random". "Resulta que eran una serie de códigos que esta gente desarrolló para tejerlos en mantas que colgaban en las puertas de sus casas y así avisaban de si era un casa segura o a qué hora pasaba el vigilante, o si había policía. Ese es un trabajo suyo paralelo que aporta a la ilustración información complementaria muy interesante", asegura Segarra.

"Las cifras de violencia machista no descienden"

La opinión de los autores sobre la situación actual del feminismo es clara: aún queda mucho camino por recorrer. "Ahora estamos en un momento en el que convive una cierta popularidad del feminismo en los medios e incluso en estrategias de marketing, pero nos estamos engañando un poco pensando que eso significa que el feminismo ha entrado en nuestras vidas, porque solo lo ha hecho de una manera superficial", asegura Daura.

Además, insiste en que las cifras de violencia machista no descienden. "Las cifras de violencia machista no descienden y el maltrato en parejas jóvenes sigue presente hoy día. Vivimos un momento que puede hacernos pensar que estamos avanzando pero esa popularidad del feminismo en redes sociales y medios, genera una reacción violenta por parte del patriarcado", concluye.